Si yo volviera a ser niño....

Escrito por novoyatirarlatoalla 02-11-2007 en General. Comentarios (4)


"... había ocurrido un milagro, doscientos niños que no lloraban, doscientas almas puras condenadas a la muerte y no derramaban una lágrima. Ninguno trato de huir, ninguno trato de escapar. Tragando su dolor se aferraban a su maestro y mentor, a su padre y hermano Janusz Korczak, quien los protegería. Janus Korckzak marchaba con la frente en alto, sosteniendo la mano de uno de sus niños, no llevaba sombrero, tenía una correa de cuero alrededor de su cintura y calzaba botas altas. Los docientos niños meticulosamente y prolijamente vestidos seguían a las enfermeras hacia el altar (...). Por todos lados, los niños estaba rodeados de alemanes, ucranianos, y en ese momento también por la policía judía quienes les lanzaban golpes con las macanas o garrotes y les disparaban con armas de fuego. Las mismas piedras de la calle lloraba en silencio al ver la procesión."

Janusz Korczack:Docente y médico pediatra polaco. Famoso en el mundo por su aporte de teoría y práctica por decenios acerca del autogobierno de grandes grupos de niños y jóvenes en instituciones estatales o privadas, en condiciones muy exigidas. En 1919 acepta la dirección de un viejo y enorme edificio, perteneciente a la comunidad judía de Varsovia con cientos de jóvenes maltratados y casi enfermos a quienes ayuda a concretar una democracia de los niños. Crea una república con instituciones, órganos de control, justicia propia y fundamentalmente con apropiación y distribución justa de responsabilidades. Famoso por decidirse a acompañar a sus alumnos del gueto de Varsovia a la muerte en la cámara de gas, decidida por la administración nazi. Sus opiniones valen y viven en este nuevo siglo XXI en Argentina y Latinoamérica,cuando se nos dice que mucho más de un tercio de la población se encuentra muy por debajo de los índices mínimos de confort, salud y trabajo, cuando la institución familiar tambalea en grandes capas de la población como contenedora de necesidades básicas, de amor y comprensión. Anticipándose en varios años (y seguramente inspirando) a la Declaración Universal de los Derechos del Niño, escribe su propia versión. Estos son algunos de los derechos que reclama Korczak para los niños:

El niño tiene derecho a equivocarse: "Renunciemos a la ilusión de tener niños perfectos".

El niño tiene derecho a ser tomado en serio: "¿Quién pide su opinión o su consentimiento al niño?"

El niño tiene derecho a ser valorado por lo que es: "Al niño, por ser pequeño, se le da poco valor.

" El niño tiene derecho a desear,pedir, reclamar: "Con los años, la distancia entre las demandas de los adultos y los deseos de los niños se distancian progresivamente".

El niño tiene derecho a tener secretos: "Respetad sus secretos".

El niño tiene derecho a ser defendido ante un tribunal de justicia especializado en la infancia:"El niño delincuente es todavía un niño... Desgraciadamente los sufrimientos generados por la pobreza se propagan como los piojos:sadismo, crimen, grosería y brutalidad se nutren de ella."

Escribió una bellísima novela titulada “Si yo volviera a ser niño”, donde un maestro agobiado por la carga diaria de su tarea tiene la posibilidad de volverse niño. Así, retrata las duras condiciones de vida de los niños en Polonia durante la primera mitad del siglo XX. (post del blog:principio y esperanza.)