novoyatirarlatoalla@blogdiario.com

La derecha Latinoamericana

Escrito por novoyatirarlatoalla 22-06-2007 en General. Comentarios (1)

IBASQUE me manda este artículo de Arcoiris.tv cuyo análisis sobre la derecha latinoamericana
presionada o aconsejada por la derecha politica estadounidense o europea se hace notar
mas y mas sobre todo en cualquier intento político y social de sacar la cabeza del fango.
Dice así:

11/06/2007 10:48:59 - 
Disparen contra Chávez

La polémica generada por la decisión del presidente venezolano Hugo Chávez de no renovar la concesión de RCTV, está mostrando la forma de operar de las derechas latinoamericanas que consiste en repetir los mismos argumentos que expiden las usinas globales de los Estados Unidos y  Europa.

Apenas se escarba en el magma informativo provocado por la no renovación de la concesión de RCTV, se constata que las opiniones de los medios y de numerosos “analistas” del Sur muestran lo que verdaderamente son: repetidores de las ideas difundidas por los thinktanks del Norte. Por eso conviene ir por partes para ver quién pone las ideas y quiénes se hacen los distraídos, como si la libertad de expresión no tuviera una larga y triste historia que, en estecontinente por lo menos, incluye un amplio abanico de violaciones:desde periodistas desaparecidos hasta ese pertinaz goteo de despidos de trabajadores de los medios.

Quién pone las ideas

Las usinas del pensamiento conservador estado unidenses y europeas son las que están detrás de buena parte de los argumentos que exponen los periodistas y políticos de la derecha latinoamericana. Hasta ahora eran los centros de estudios de los Estados Unidos los que mayor influencia tenían en la región. Pero eso parece estar cambiando. Un buen ejemplo es la española FAES (Fundación de Análisis y Estudios Sociales) desde la cual el ex presidente José María Aznar –quien se identifica con el franquismo como lo demostró su partido en los últimos meses- influye en los partidos de derecha de América Latina. “Una agenda de libertad” se titula el último informe para la región que fue presentado a fines de mayo en Buenos Aires y Sao Paulo. El informe define los problemas de este continente: el “populismo revolucionario”, el “neoestatismo”, el“indigenismo racista” y el “militarismo nacionalista”.

El informe de Aznar sostiene que los partidos de la derecha de nuestro continente (liberales, democristianos y conservadores) deben plantearse“el objetivo común de derrotar democráticamente el proyecto del‘socialismo del Siglo XXI’”. En paralelo defiende que Estados Unidos tenga una presencia más activa en América Latina. Qué tan democrático es el camino que propone Aznar lo revelan sus contactos locales. En Argentina presentó su informe junto al analista Rosendo Fraga, quien apoyó la última dictadura militar que provocó el mayor genocidio en la historia de ese país. En Brasil lo hizo junto a Jorge Bornhausen,dirigente del Partido Demócrata (ex Partido del Frente Liberal), el más cercano a la dictadura militar de los 60. Estas son las amistades deAznar quien, pese a ello, califica al gobierno de Chávez como“siniestro” y “totalitario”.

Más allá de las personas, interesa observar cómo los medios reproducen los análisis que emiten esas usinas del pensamiento conservador. Uno de los medios más influyentes del continente es el diario argentino LaNación, partidario de todas las cruzadas antipopulares y fie lrepresentante de los intereses de las multinacionales. El domingo 27 publicó un informe de una página a seis columnas titulado “La prensa deAmérica del Sur, en la mira”. La periodista se detiene en lo que considera como “una guerra entre prensa y gobierno” y lo hace repasando la situación en siete de los diez países del subcontinente: Argentina,Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, Uruguay y Venezuela. Deja de lado tres países en los que, todo indicaría, la libertad de prensa no está amenazada: Colombia, Paraguay y Perú. En suma, optó por los gobiernos que con mayor o menor énfasis ponen reparos al modelo neoliberal.

Llama la atención la dureza con la presidenta chilena MichelleBachelet. En base a una “fuente” que prefirió “mantenerse en el anonimato”, la periodista concluye que “la presidenta tiene unaobsesión por las filtraciones” que atribuye a “su mentalidad más ideológica” respecto a su antecesor Ricardo Lagos, por lo que “muchos canales de información se cerraron”. Habla incluso de que algunos corresponsales extranjeros se quejaron de “maltrato oficial” por su escaso contacto con los medios.

Luiz Inacio Lula da Silva tampoco sale bien parado. Lo acusa de que su vínculo con la prensa “nunca fue muy intenso”, que “evita el contacto con los medios cada vez que puede” y que “a diferencia de Bachelet,Lula llevó el hermetismo un paso más allá”. Y de haber criticado a la prensa por publicar “sólo malas noticias”. En este crescendo de LaNación, Tabaré Vázquez ocupa el tercer lugar. “Su gobierno suele acusar a los medios de ‘conspiraciones y complots’ y el mandatario llegó a difundir, en 2006, una lista negra de medios a los que acusó de integrar la ‘oposición’”. Recogiendo un informe de marzo pasado de los empresarios de la prensa (Sociedad Interamericana de Prensa) sostiene que existe un “hostigamiento contra la libertad de prensa y contra la  prensa independiente”. Con Néstor Kirchner La Nación es implacable,siendo el de “autoritario” el calificativo más suave que le endilga.

El plato fuerte son los gobiernos más duros con Washington y con losorganismos financieros internacionales. Según el diario argentino Chávez abrió el camino del “cerrojo a la libertad de expresión” que tanto Evo Morales como Rafael Correa están comenzando a recorrer. La tesis que sustenta estas afirmaciones es interesante: como los partidos políticos se han vaciado y ya no son representativos, los medios asumen el papel de encabezar la crítica y por ese motivo son castigados por esos gobiernos. La conclusión viene casi al comienzo del artículo:“Desconfiados y suspicaces, los gobiernos regionales adoptan, cada vez más, la confrontación como estrategia respecto a la prensa”. Dicho de otro modo: ahora que los neoliberales no controlan los estados ni cuentan con partidos con apoyo de masas a su disposición, no tienen otra salida que apoyarse en los medios de comunicación para hacer prevalecer sus intereses.

Un caso paradigmático

El periodista español David Carracedo acaba de publicar un exhaustivo informe en el que muestra que en los últimos años 293 medios de todo el mundo sufrieron clausura, revocación o no renovación de sus licencias:77 emisoras de televisión y 159 radios en 21 países. Sólo en Colombia,76 radios comunitarias fueron clausuradas. En marzo de este añoTeleAsturias (España) vio revocada su onda de transmisión por motivostécnicos. El informe no incluye la clausura de Radio Panamericana deUruguay, por lo que vale la pena recordar el mayor atentado contra la libertad de expresión desde el retorno del régimen electoral en 1985.

El 26 de agosto de 1994 una resolución del gobierno presidido por LuisAlberto Lacalle clausuró por 48 horas las radios Panamericana y Centenario por haber transmitido los sucesos del Hospital Filtro del 24de agosto. Ese día se produjo una concentración contra la extradición de varios ciudadanos vascos detenidos en ese hospital acusados de pertenecer a ETA. El intento de los manifestantes por impedir laextradición provocó una fuerte carga policial que se saldó con un muerto y decenas de heridos, algunos graves. El mismo día que se decretaban las clausuras temporales, otra resolución revocaba la autorización otorgada a Panamericana.

Los partidos Colorado y Nacional respaldaron al Ejecutivo. La asociación de los propietarios de los medios, ANDEBU, tuvo seriasdificultades para llegar a un acuerdo interno que le permitiera un pronunciamiento público. Recién dos semanas después de la clausura dePanamericana, ANDEBU expresó “su preocupación por los procedimientosrealizados por el Poder Ejecutivo”. Pero no dejó de manifestar, en el mismo comunicado, “preocupación por el contenido de las emisiones deRadio Panamericana” que había convocado a las manifestaciones en solidaridad con los vascos, “por ser contrarias a los principios que  rigen la conducta de los miembros de la radiodifusión uruguaya”. Unadeclaración que contrasta vivamente con la emitida días pasados contrala no renovación del permiso a RCTV, que lo definió como “una gravísima agresión a la libertad de expresión”.

El ex presidente Julio María Sanguinetti dijo estos días que “Venezuelaestá entrando en un terreno muy preocupante de deterioro de la democracia” y aseguró que el caso de RCTV significa “un colapso de lal  ibertad”. Los nacionalistas, que eran gobierno en 1994 cuando seclausuró Panamericana, aseguraron que la decisión de Chávez es “unaviolación a los derechos humanos” y el presidente de ese partido, JorgeLarrañaga, declaró que “es un ataque a la libertad de prensa, un atentado contra las libertades públicas, lo que prueba que el régimen del señor Chávez es un régimen rengo desde el punto de vista democrático”.

El contraste entre los sucesos de 1994 en Uruguay y las actitudes actuales de la derecha respecto a RCTV, ponen en blanco sobre negro que la tan mentada libertad de expresión es apenas una excusa para atacar y derribar gobiernos que buscan salir del modelo neoliberal. Y que,huérfanos de apoyo popular, sólo pueden hacerlo provocando situaciones de gran inestabilidad que crean las condiciones para golpes de Estado.Es la estrategia diseñada por Aznar, fiel amigo de Bush, Blair ySarkozy.

- Raúl Zibechi es miembro del Consejo de Redacción del semanario Brechade Montevideo, docente e investigador sobre movimientos sociales en laMultiversidad Franciscana de América Latina, y asesor a varios grupossociales.

http://www.alainet.org/active/17847〈=es
Raúl Zibechi |

El Ojo de Horus- Egiptología

Escrito por novoyatirarlatoalla 21-06-2007 en General. Comentarios (9)


-
El Ojo de Horus - Capítulo 1 "La Escuela de Misterios" - Primera Parte
clic aquí

La historia de una cerrada organización sacerdotal, la Escuela de Misterios de "El Ojo de Horus", que dirigió los destinos del pueblo Egipcio, durante miles de años.

Su objetivo fue elevar el nivel de consciencia de su pueblo y guardar la información de sabiduría acumulada durante miles de años.

El Ojo de Horus - Capítulo 1 "La Escuela de Misterios" - Segunda Parte
clic aquí
Serie basada en las investigaciones del Egiptólogo y matemático R.A. Schwaller de Lubicz y en los logros de una cerrada organización sacerdotal, la Escuela de Misterios de "El Ojo de Horus", que dirigió los destinos del pueblo Egipcio, durante miles de años. Los sacerdotes Egipcios planearon la manera de elevar el nivel de consciencia de su pueblo, construyendo durante miles de años, una serie de templos a lo largo del Nilo. Los utilizaron como "libros vivos" o enciclopedias de conocimiento, para transmitir la información acumulada sobre el funcionamiento del universo durante muchas generaciones a su pueblo. Los Templos también sirvieron como polos que impulsaron el desarrrollo de su civilización.

Los antiguos sacerdotes estructuraron una sociedad basada en dos conceptos fundamentales: la Reencarnación cómo metodo divino para que el espiritu del hombre evolucione al adquirir información sobre el universo y la Iluminación como paso final de este proceso. Para los Egipcios, el hombre vive un proceso evolutivo que toma 700 reencarnaciones. Las experiencias de esas vidas transforman un ser instintivo e ignorante en un superhombre, un animal inocente y primitivo en un sabio inmortal. Segun ellos, Dios organizó un plan divino basado en la reencarnación, para que el hombre, al experimentar en carne propia, comprendiera cómo funciona el universo.-
El Ojo de Horus - Capítulo 1 "La Escuela de Misterios" - Tercera Parte
clic aquí
Además de Templos construyeron enormes pirámides para concentrar energía en cámaras focalizadoras, que elevaban la frecuencia vibratoria de los discipulos más avanzados de la escuela de misterios. Esto ampliaba el rango de percepción de sus sentidos y les permitía adquirir nueva información sobre otras dimensiones de la realidad. Eran cámaras de exploración metafísica.

También en los días del equinoccio, utilizaban toda la energía acumulada en la Pirámide, para impulsar a un alto iniciado a vibrar en altísima frecuencia hasta que sus atomos se abrían como flores, liberando la luz contenida en el interior de sus nucleos. Así se producía una "iluminacion" temporal del discipulo, durante la cual podía viajar conscientemente por el tiempo o el espacio.

Las pirámides Egipcias fueron construídas en una pequeña área del enorme territorio, sobre uno de los centros neurales de la red electromagnética del planeta. Construídas con bloques de piedra hecha por el hombre, eran gigantescos cristales que vibraban al unísono con la frecuencia de la tierra. Los bloques de piedra contienen quarzo. Las moleculas de quarzo al vibrar fricciónan sus superficies, cargandose eléctricamente en un fenómeno que hoy conocemos como "Piezoeléctrico". La energía electrostatica así acumulada era la utilizada para inducir estados de percepción alterada.

El Ojo de Horus - Capítulo 1 "La Escuela de Misterios" - Cuarta Parte
clic aquí
El Ojo de Horus - Capítulo 1 "La Escuela de Misterios" - Quinta Parte
clic aquí

-El Ojo de Horus - Capítulo 1 "La Escuela de Misterios"
-Sexta parte
clic aquí


Serie basada en las investigaciones del Egiptólogo y matemático R.A. Schwaller de Lubicz y en los logros de una cerrada organización sacerdotal, la Escuela de Misterios de "El Ojo de Horus", que dirigió los destinos del pueblo Egipcio, durante miles de años. Los sacerdotes Egipcios planearon la manera de elevar el nivel de consciencia de su pueblo, construyendo durante miles de años, una serie de templos a lo largo del Nilo. Los utilizaron como "libros vivos" o enciclopedias de conocimiento, para transmitir la información acumulada sobre el funcionamiento del universo durante muchas generaciones a su pueblo. Los Templos también sirvieron como polos que impulsaron el desarrrollo de su civilización.

Los antiguos sacerdotes estructuraron una sociedad basada en dos conceptos fundamentales: la Reencarnación cómo metodo divino para que el espiritu del hombre evolucione al adquirir información sobre el universo y la Iluminación como paso final de este proceso. Para los Egipcios, el hombre vive un proceso evolutivo que toma 700 reencarnaciones. Las experiencias de esas vidas transforman un ser instintivo e ignorante en un superhombre, un animal inocente y primitivo en un sabio inmortal. Segun ellos, Dios organizó un plan divino basado en la reencarnación, para que el hombre, al experimentar en carne propia, comprendiera cómo funciona el universo.

Además de Templos construyeron enormes pirámides para concentrar energía en cámaras focalizadoras, que elevaban la frecuencia vibratoria de los discipulos más avanzados de la escuela de misterios. Esto ampliaba el rango de percepción de sus sentidos y les permitía adquirir nueva información sobre otras dimensiones de la realidad. Eran cámaras de exploración metafísica.

También en los días del equinoccio, utilizaban toda la energía acumulada en la Pirámide, para impulsar a un alto iniciado a vibrar en altísima frecuencia hasta que sus atomos se abrían como flores, liberando la luz contenida en el interior de sus nucleos. Así se producía una "iluminacion" temporal del discipulo, durante la cual podía viajar conscientemente por el tiempo o el espacio.

Las pirámides Egipcias fueron construídas en una pequeña área del enorme territorio, sobre uno de los centros neurales de la red electromagnética del planeta. Construídas con bloques de piedra hecha por el hombre, eran gigantescos cristales que vibraban al unísono con la frecuencia de la tierra. Los bloques de piedra contienen quarzo. Las moleculas de quarzo al vibrar fricciónan sus superficies, cargandose eléctricamente en un fenómeno que hoy conocemos como "Piezoeléctrico". La energía electro-estatica así acumulada era la utilizada para inducir estados de percepción alterada.
 

Miento porque soy

Escrito por novoyatirarlatoalla 18-06-2007 en General. Comentarios (2)

Miento porque soy "vivo" .(Reflexión sobre una mala costumbre argentina)
Por Martín Varsavsky
Revista NOTICIAS - Clases Magistrales / Materia- Educación

La Argentina parece encaminarse a una nueva estabilidad. Después dela crisis del 2001, ha alcanzado nuevos niveles de crecimientoeconómico y ha mejorado mucho el nivel de empleo. Esta vez existe laesperanza de que estos cambios sean permanentes, que no se repita elfalso despegue del retorno democrático de Raúl Alfonsín ni aquella ilusión del menemismo,sino que sean cambios reales que nos permitan alcanzar los niveles deingreso per cápita y desarrollo que tendrían que esperarse de un paístan rico como el nuestro.

Sin embargo, para convertirnos en un país moderno y desarrollado,todavía nos queda un buen trecho por recorrer y muchos obstáculos,entre ellos una inequidad endémica que crea enormes tensiones sociales,una política internacional en la que la Argentina se alía a perdedorescomo Venezuela y se aleja de países exitosos como los europeos, y unaseria falta de innovación e inversión en infraestructura necesaria.Pero voy a dejar esos factores de lado y pretendo enfocarme en uno queno se menciona tan frecuentemente pero que creo que es uno de losobstáculos más grandes que enfrentamos. Se trata de un problema que noes único de los argentinos, claro, pero que sí es típicamente nuestro.Algunos lo llaman falta de transparencia, otros corrupción, pero creoque es mejor ir al grano y llamarlo como lo que realmente es: lacultura de la mentira, una enfermedad endémica.

Mi argumento es que si los argentinos no logramos en conjunto sermenos mentirosos, más transparentes, más honestos, y, especialmente,dejamos de endiosar a los mentirosos, nunca llegaremos a crear elambiente de confianza necesaria para que el país se desarrolle. Porque,como se ha demostrado más de una vez, existe una enorme correlaciónentre el nivel de honestidad de un país con el funcionamiento de susempresas e instituciones y el crecimiento. Como prueba el trabajo deTransparencia Internacional, los países más transparentes, los máshonestos, son también los más desarrollados. Y la Argentina tiene unode los peores rankings de transparencia del mundo. Dicho de una manera,menos políticamente correcta pero más clara: conformamos una de lassociedades más mentirosas del mundo.

El problema medular del culto a la mentira en la Argentina es que está tan metido en la mentalidad nacional que, como dijera Jorge Luis Borges,“a un argentino le preocupa menos pasar por inmoral que pasar porzonzo”. Es justamente esa “viveza criolla” que tanto nos caracteriza eidentifica la que promueve la deshonestidad como modo de vida y nosancla en el subdesarrollo. Mentirosos, por supuesto, hay en todo elmundo. Lo que ocurre es que los argentinos cultivan una peculiarcultura de la mentira que nos tira para abajo, lo que nos ha llevado,entre otras circunstancias, a ser uno de los países más desarrolladosdel mundo hace unos 80 años a convertirnos ahora en uno de los menosdesarrollados, junto a otros latinoamericanos, fuera de África. Creoentonces que, en vista del rumbo positivo que comienza a recorrernuestro país, amerita repasar los daños que aquella idiosincrasia nosha generado. Es un intento de provocar la reflexión y la búsqueda desoluciones que permitan de una vez por todas alcanzar un crecimientodigno e igualitario basado en la honestidad.

La idiosincrasia de la viveza

Para el “Mundial de Alemania 2006″, la empresa Adidas sacó una réplicaexacta de la chaqueta utilizada por la Argentina en el ‘86 añadiendo enla espalda la frase “la mano de Dios”. Más de un argentino -entre losque me incluyo- compró esa chaqueta para pasearla con orgullo frente alos hinchas de otros países. Y es que “la mano de Dios” se haconvertido en el momento cumbre del fútbol argentino y elemento clavede nuestra identidad. En mi caso, luego de tener que explicar variasveces a norteamericanos y europeos qué quería decir la frase estampada,comencé a sentir vergüenza y dejé de usar la camiseta. Me molestó alfin que los argentinos fuéramos famosos por una mentira. En nuestropaís, “la mano de Dios” es una viveza, en el extranjero es simplementeuna trampa. Porque lo cierto es que, más allá de la “argentinidad” queconcita, el episodio refleja ni más menos que las miserias de nuestraidiosincrasia.

Según Julio Mafud,la viveza criolla es una actitud que contrarresta la angustia, lasoledad, el aislamiento y los miedos que surgen de una sociedaddesarraigada y con altos niveles de exclusión. En su esencia, elpropósito que estimula al vivo es demostrar que su viveza le permitesometer a los que no son tan vivos como él, y que puede sacarbeneficios aun de las circunstancias más adversas. Es por esto queintenta estar siempre por encima de los demás -con los que únicamentepuede establecer la relación de victimario a víctima- y que todo actodestinado a poner de manifiesto que él es un vivo estará justificado deantemano. El gol de Maradona condensa estas características. Unasociedad dolida tras la guerra de Malvinas enfrenta su angustia y susmiserias mediante el engaño. A pesar de ser reconocidos mundialmentepor la calidad de nuestro fútbol, hacemos trampa para lograr a todacosta la euforia y el sentimiento pasajero de revancha, de comunidad yde superioridad. Dejamos por un momento de ser “menos” y damos vueltala historia para ser victimarios de los ingleses. Es una creencia muydifundida. Veinte años después, y a pesar de que Maradona admitió quehizo el gol con la mano, el suyo será siempre el gol más lindo delfútbol argentino. ¿La justificación? “Ellos nos habían hecho un montón de cosas”, “fue algo que salió de adentro, fue picardía”. ¿El remate?“Le volvería a hacer un gol con la mano a los ingleses”. Mientras quepara los ingleses Maradona es un tramposo que se salió con la suya, laproeza sigue siendo para nosotros motivo de orgullo, eslógan decamisetas, estampilla de correo y mito de la identidad nacional: en 2005 Maradona fue considerado la personalidad más representativa del país.

Pero el tema que angustia es que nuestra cultura nacional estáplagada de antecedentes y manifestaciones de esta idiosincrasia. En el Martín Fierro,por ejemplo, se encuentra uno de sus más populares representantes: elviejo Vizcacha, ícono literario de la cultura de la corrupción y delnegociado. Frente a Martín Fierro, que representa la postura ética, elviejo Vizcacha es un símbolo del individualismo, el acomodo y latrampa. Encarna a aquél que se resigna a la realidad y se hace cómplicede ella. “Hacéte amigo del juez”, aconseja, con el único objetivo deasegurarse para sí un “palenque ande ir a rascarse”. En lashistorietas, Isidoro Cañones -personaje de Dante Quinterno-, Falluteli -de Divito- y Avivato-dibujado por Lino Palacio- son también versiones de esa “vivezacriolla”. Personajes que celebran la vida fácil, que prefieren vivir delos demás antes que trabajar y que adornan la mentira con simpatía parapoder conseguir sus fines. En el cine y la televisión nacional recientetampoco escasean ejemplos. En la serie “Los Simuladores”,los protagonistas entienden que a veces lo legal no es justo y queentonces la mentira es una herramienta para hacer justicia. En ellargometraje “Nueve Reinas” se muestran personas comunes que recurren al engaño porque la situación lo permite. En “Derecho de Familia”,el protagonista -a pesar de sentir la necesidad de “parar” la cadena desilencios y mentiras frente a su padre- contrata a un amigo actor paraengañar a sus alumnos. Y en “El Hijo de la Novia”,justificada por la buena intención, la mentira se transforma en elmecanismo de acción. Todos lloramos cuando el buen padre logra engañara la madre en su casamiento, porque, en realidad, una buena mentira lojustifica todo.

Estas expresiones son, lamentablemente, reflejo de la vidacotidiana. Pero no debemos engañarnos y pensar que la viveza es undefecto de unos pocos. Porque, como sostiene Mafud, la viveza estáamparada por la complicidad de la sociedad. En otras palabras, si en laArgentina la viveza tiene valor de virtud es porque los que no son tanvivos la comparten, admiran o elogian. Otro ejemplo es el programa detelevisión de Marcelo Tinelli -“Show Match”-:en él, la diversión gira en torno a la burla y la falta de respeto porlos demás y, sin embargo, el éxito es contundente. Es uno de losprogramas líderes del rating de la TV argentina y, bajo distintosnombres, se mantiene en el aire desde 1992 con el mismo formato: lacelebración compartida de la “viveza criolla”. También “Caiga quien Caiga”consiste en celebrar el humor del engaño y el formato que trató de serexportado tuvo un éxito relativo, porque aunque a la gente de todo elmundo le pueda causar gracia una buena trampa, sólo los argentinosparecemos tener una paciencia eterna para programas, películas, ehistorias basadas en el engaño.

De tal palo, tal astilla

De esa fuente idiosincrática, surgen los líderes y partidospolíticos que tenemos. Aunque reneguemos de ellos, son la fielrepresentación de que en la Argentina está autorizada cualquiermaniobra “astuta” o “pícara” a fin de conseguir satisfacer losintereses individuales. Nuestra vida política está llena de casos queilustran este comportamiento y advierten sobre sus consecuencias en lasociedad. Un primer ejemplo es la omisión de la verdad o la mentiradescarada que los líderes cometen ante los ciudadanos, ya sea a travésde los discursos políticos o por el manejo de la publicidad einformación estatal. Según un estudio realizado por la Asociación por los Derechos Civiles (ADC) y el Instituto Open Society (IOP),existe en nuestro país una cultura enquistada de abuso persistente porparte de los funcionarios públicos respecto a la manipulación de ladistribución de publicidad en función de objetivos políticos ypersonales. Los gobiernos utilizan sus recursos de publicidad como“garrotes” o “zanahorias” financieras, según los casos, para llevar ala quiebra a una publicación molesta o influir sobre su contenido. Devuelta: esto no ocurre sólo en la Argentina, pero ocurre mucho más ygoza de impunidad mientras que en otros países más desarrollados talesactividades son menos frecuentes y son sancionadas de una u otra manera.

A nivel nacional, incluso, “los funcionarios de alto rangohabitualmente hacen objeto de presión e intimidación inaceptables a lospropietarios de medios, editores, e incluso a periodistas individualespara que morigeren las críticas al gobierno o para que se manipule lacobertura de noticias a su satisfacción”. Esta triste realidad ha sidopuesta en cifras por Poder Ciudadano:durante el 2005, a pesar del presupuesto asignado de 88 millones depesos, el Poder Ejecutivo nacional gastó más de 127 millones de pesosen publicidad sin presentar ningún criterio objetivo respecto a sudistribución.

Otro claro caso de la viveza política nacional es la manipulación delas instituciones democráticas por parte de los políticos argentinos.En los últimos veinte años, hemos realizado 38 reformas electorales y 32 reformas constitucionales a nivel provincial; hemos manipuladola Justicia a través de la composición de las Cortes, el debilitamientodel poder de los jueces y el retaceo presupuestario; y hemos provocadoinnumerables cambios y acomodos en las organizaciones públicas. El dañocausado por este tipo de manipulaciones es difícil de cuantificar, peroquizás otro ejemplo muy reciente sea todavía más ilustrador. En estosmeses, el kirchnerismo hizo una “jugada política” en el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC),un organismo estatal independiente del gobierno supuestamente generadorde informes y estadísticas veraces. El Presidente designó una nuevadirectora en el Área de Precios y modificó la metodología de análisisde la institución. Mientras que el Gobierno dice que la decisión se debe a la escasa confiabilidad de la información y los intereses corporativosdel INDEC, sus funcionarios y directivos sostienen que el objetivo delGobierno es la mera manipulación de los índices de inflación y, enconsecuencia, el valor de la canasta básica y los niveles de pobreza eindigencia (indicadores fundamentales para el cumplimento de loscompromisos de deuda, el otorgamiento de nuevos préstamos y laeficiencia de las políticas sociales).

Este desfachatado intento para promover la mentira corresponde a unalarga historia de gobiernos nacionales de interferir en los órganosestatales y manipularlos para justificar su gestión y garantizar sufuturo político. Es cierto que hay condicionantes estructurales yvicios del propio sistema que promueven estas tendencias políticas ennuestro país. Pero lo que me interesa mostrar es que, en nuestraidiosincrasia, la mentira es siempre una estrategia posible, aunqueesto repercuta negativamente en el conjunto de la sociedad a través dela desmoralización del pueblo, el desprestigio de las institucionesdemocráticas de gobierno y la evaluación negativa del mercado y delsistema político argentino a nivel internacional.

Las consecuencias sociales

Como dijo Arturo Jauretche,los vivos “somos inteligentes para las cosas de corto alcance,pequeñas, individuales, y no cuando se trata de las cosas de todos, lascomunes, las que hacen a la colectividad”. Esto trae aparejadasgravísimas consecuencias para la sociedad: cuando se practicacolectivamente, la “viveza criolla” genera amnesia, anomia ycorrupción, en un círculo vicioso que es muy difícil de cortar.Enraizada en esa “viveza criolla”, la sociedad argentina es la sociedadmás individualista de América Latina. Esto genera, entre otras cosas,una grave tendencia a la amnesia política. Es cierto que cuando sedescubren mentiras en la Argentina -o al menos algunas mentiras- segenera una gran alarma en la población. Pero la alarma tiende a serpasajera, una conciencia esporádica que lejos de buscar soluciones deraíz y producir cambios significativos, actúa como una catarsiscolectiva que una vez finalizada abre paso a la resignación (sí,aquella del viejo Vizcacha) y permite a todos volver sin culpa a larutina del individualismo.

En el 2001, por ejemplo, tras la fuga masiva de capitales y lacongelación de los depósitos bancarios, la ciudadanía no sólo seexpresó con un alto índice de abstención electoral y el llamado “votobronca”, sino que la inconformidad llevó a una crisis socialgeneralizada que provocó la renuncia del Presidente. Y al coro de “quese vayan todos” se organizaron cacerolazosy asambleas barriales, surgieron nuevos representantes y actorespolíticos y se colocó la “reforma política” como una prioridad de laagenda. Sin embargo, una vez aliviadas las tensiones,la reforma política quedó en el olvido y no sólo no se fue nadie sinoque se quedaron todos, aun los peores. Ejemplos parecidos son, entreotros, los de Cabezas, las inundaciones de Santa Fe, la desnutriciónen el Norte, todos casos de gran cobertura mediática en un momento yrápido olvido en el siguiente. Cuando descubre la mentira, el país viveepisodios de horror y súbito descubrimiento de la realidad. Entonces serefuerzan los lazos comunitarios y se rearma la comunidad. Pero laautocrítica y el esfuerzo colectivo pasan tan rápido como aparecennuevos personajes en “Bailando por un Sueño”, se crean nuevos subsidiosestatales o la Argentina gana algún campeonato. La cultura de la“viveza criolla” no impide descubrir la mentira, su efecto es aún másnocivo: permite olvidarla.

Practicada en gran escala, esa viveza también produce anomia,en el sentido de la omisión, alteración o reemplazo generalizado de lasnormas de acuerdo a la conveniencia individual. Esto genera un orden social einstitucional que no es respetado ni por los ciudadanos ni por losdirigentes, y en el cual es Estado es incapaz de imponer su autoridad.Tanto es así que de acuerdo a un estudio realizado en 2005 por TNS-Gallup para La Nación,los argentinos opinamos que somos individualistas (72%), no respetamosla ley (77%) y que valoramos los caminos fáciles (73%). Y, según losdatos de la Encuesta de Cultura Constitucional, encargada por la Asociación Argentina de Derecho Constitucional (AADC) e IDEA Internacional,el 41% de los argentinos piensa que hay momentos en que es necesariodesobedecer la ley, el 38% sostiene que si cree que tiene razón estádispuesto a ir en contra de lo que manda la ley y el 23% que no estádispuesto a obedecer una decisión que no le gusta aunque esta haya sidoadoptada por la mayoría.

Una consecuencia directa de esta anomia social es la corrupción entodas sus formas: prebendas, apropiación directa de fondos públicos,clientelismo, mala asignación de los recursos estatales o beneficio delos funcionarios sobre el interés público. Según el Índice de Percepción de la Corrupción de Transparencia Internacional,la Argentina está entre las naciones más corruptas del planeta. No sólosomos más corruptos que los latinos europeos sino que nos encontramospor debajo del promedio del continente americano (3,8 puntos), donde,por ejemplo, países como Colombia y Perú resultaron ser mástransparentes que nosotros. Lo cierto es que en los últimos años, elpaís ha soportado más de un escándalo por corrupción. Por mencionaralgunos: el contrabando de armas, la estafa del oro, el lavado de dinero, el caso IBM- Banco Nación, los contratos de los DNI de Siemens, las coimas del Senado o el contrato de Hidrovía por la concesión del peaje del dragado y balizamiento del Río de la Plata. Entre otros.

Claro, como advierte la ONG Centro de Investigación y Prevención de la Criminalidad Económica (CIPCE), debemos reconocer que “detrás de cada funcionario corrupto hay un empresario que corrompe”. Tal es así que, según su base de datos,el perjuicio atribuido al Banco Velox alcanzó los 2.000 millones dedólares y el Banco de Italia está involucrado en una causa por unfraude de 744 millones de dólares. Al Banco Alas se le atribuye unperjuicio de 140 millones de dólares, y están denunciados el Citibank,Multicrédito y el Banco Mercurio. Enrique Piana todavía carga con lacausa de la mafia del oro, con 19 millones de dólares en juego. YCiccone Calcográfica está acusada por un fraude de 72 millones dedólares y asociación ilícita.

La “viveza criolla” es mentirosa, y practicada a gran escala es corrupta, viciosa e ineficiente. Es por esto que Carlos Nino(Un país al margen de la ley, 1992) se refirió a la anomia argentinacomo una anomia “boba”, en la que todos violamos la ley hasta tal puntoque, por hacerlo, nadie obtiene ventajas sobre otros y todo setransforma en pérdidas. La trampa generalizada solo trae desorden,pérdida de recursos, tiempo y de energía. Y es por esto, en granmedida, que seguimos atados a la inestabilidad social, política yeconómica: la viveza criolla y su mentira nos anclan en elsubdesarrollo.

El papelón internacional

Vale la pena mencionar que nuestra idiosincrasia no sólo nos traeproblemas internos -los que ya son suficientemente graves si losmedimos en términos de pobreza o desigualdad, por ejemplo- sino que nosprovoca incómodos roces internacionales. Hay anécdotas “menores”, comolas de los nuestros turistas argentinos. Como todos sabemos,hemos amasado mala fama mediante infinitas avivadas de poca monta, comorobar los ceniceros del restaurante, quedarse con los cubiertos delavión o las toallas de los hoteles y “pinchar” teléfonos. Pero haytambién momentos más álgidos y muy negativos en nuestras relacionesexteriores. Quizás el episodio más ilustrativo sea la suspensión de pago de la deuda externa anunciada en el 2001 por el entonces presidente interino Adolfo Rodríguez Saá,recibida por muchos con algarabía. No sólo estafamos entonces anuestros propios tomadores de bonos y a los ahorristas perjudicadosluego por la pesificación, sino que mentimos y robamos a miles deahorristas e inversores extranjeros. Tras el “default”y la consecuente reestructuración de la deuda todos -inversores localesy extranjeros, ahorristas individuales, empresas y futuros jubilados-perdieron el 75% del capital invertido en bonos del Estado nacional.

Un retrato más actual es el conflicto de las papeleras. Tal como sostiene Eduardo Montes-Bradleyen su documental “No a los Papelones”, este problema tiene su origen enlas mentiras con raíces en la idiosincrasia argentina. La causa del problemaes “la paranoia de los argentinos con esa sensación de que nos quierensaquear”, porque “si no son los yanquis que se quieren robar el agua,son los judíos que se quieren robar la Patagonia o los brasileños lasCataratas o los chilenos la Cordillera”. Coincido con Montes-Bradleycuando dice que para los argentinos “siempre es el otro”. Como con elgol de Maradona, nuestras avivadas necesitan de un victimario. Por esoacusamos a los uruguayos con argumentos pseudo-ambientalistas oexplicamos la estafa de los bonos culpando de usureros a los ahorristase inversores. Nos excusamos con una mentira que nos permite evitarnuestra responsabilidad y continuar con nuestra viveza boba.Lamentablemente, olvidamos que no estamos solos en el mundo y que haypueblos (e inversores) que sí tienen memoria.

Hacia el 2007…

En tanto promueve la deshonestidad, la “viveza criolla” ha dejado deser una costumbre ocasional argentina para convertirse en un gravedefecto moral y cultural que ha corroído nuestros parámetros éticos yha instalado una tragedia en nuestra sociedad. Mentimos porque noscreemos vivos y no nos damos cuenta de nuestra torpeza. Es así queestamos atrapados en un callejón sin salida: queremos un gobiernodemocrático, pero no estamos dispuestos a comportamos como demócrataspara alcanzar sus beneficios. Queremos ser un país rico, pero norespetamos la legalidad que esto requiere. Demandamos estabilidadinstitucional y transparencia política, pero no somos capaces de asumirindividualmente estos valores. Queremos ser Martín Fierro pero noscomportamos como el viejo Vizcacha. En esa indecisión, la mentira siguerondando y devastando nuestra riqueza y nuestras posibilidades de unfuturo digno. Mientras sigamos festejando el gol de Maradona,continuaremos acusando de naïves y perdedores a quienes eligen elcamino de la honestidad. Mientras sigamos estafando con mentiras,continuaremos alimentando la desmoralización de quienes quieren hacerlas cosas con decencia y están dispuestos a esforzarse para lograr elprogreso de sus familias y del país.

Estamos sufriendo las consecuencias de nuestras propias mentiras ylas de nuestro autoengaño. Es cierto, Argentina vale oro, pero estácubierta de barro. Para que brille, para mostrarla al mundo y ser“más”, debemos arremangarnos todos y limpiar este enchastre que hemoshecho juntos. Es hora de que dejemos de acusarnos mutuamente, de buscarvíctimas o espectadores de nuestras acciones. Debemos comenzar a pensaren plural y a hacernos responsables de nuestro propio desarrollo.

Ojalá las nuevas elecciones reflejen la voluntad de cambio yelijamos no a una persona a quien podamos luego culpar de nuestrasdesgracias sino a nosotros mismos como hacedores y beneficiarios de unnuevo proyecto de gobierno y democracia.

Con la colaboración de Maria Frick

Respetando al no creyente.( Eunide Frawley)

Escrito por novoyatirarlatoalla 17-06-2007 en General. Comentarios (8)

Tener un blog significa una experiencia muy enriquecedora , no solo porque
hacerlo ameno y aportar diferentes puntos de vista es algo que llena mucho en
lo personal si no porque te llegan mensajes de personas con diferente forma de
pensamiento de diferentes culturas y lugares del mundo con mensajes tan curiosos
como un insulto o una risa hasta cartas muy elaboradas y ricas en su contexto....
de todo se aprende..porque quién te dice que el/la que se molesta en decirte que eres
 un tal o cual por no pensar como ell@s no le quedó la duda en su pensamiento por lo
 que leyó y eso ya es mucho....En fín todo esto viene a cuento porque recibí este mail
 tan interesante de la experiencia personal de Eunide Frawley sobre su vivencia personal
en lo referente a las creencias y el colegio donde asiste su hija ....
Gracias Eunide por profundizar en el pensamiento porque eso enriquece como ser humano
a tu hija , a la profesora y al colegio a los que  diste para pensar sobre su comportamiento y a
nosotr@s que te leemos.....

Carta explicativa de Eunide Frawley y consiguiente texto.-


Hola!
Le envío una carta que enviaré a la profesora de mi hijo al finalizar el curso, por un desacuerdo que he tenido con ella a lo largo de los tres años que dura la Educación Infantil.
No sé si es muy largo o si será interesante para el foro. La verdad es que, aunque es un caso particular creo que es algo que "sufrimos" a diario los "no creyentes".
Nunca pensé que me iba a aguantar con una situación como la que he vivido, pero cuando eres madre y ya no está en juego solo tu orgullo, acabas por aceptar determinadas situaciones por no perjudicar más a tu hijo.
 
No sé si he hecho lo correcto al no enfrentarme más durante estos tres años, pero de alguna manera tenía que decirle a la profesora que no me parecía bien su actitud sin que mi hijo fuera consciente de una guerra entre ella y yo, que no creo que beneficiase a su educación. Es por eso que he decidido enviarle esta carta.
 
Después de ver las reacciones de los creyentes en el foro, espero que sirva de reflexión para más gente.
 Atentamente,
 Eunide

CARTA A LA PROFE DE MI HIJO

A la profesora de mi hijo durante su etapa deEducación Infantil (3 a 6 años):

 No sé muy bien cómo decir todo lo que pienso sin que usted se sienta “atacada”(porque desde luego no es mi intención). Durante estos tres años he intentado hablar con usted acerca de la forma de educar a mi hijo y aunque sus palabras decían respetar mi forma de pensar, sus actos, no lo corroboraban.

Con lo que le voy a decir a continuación solo pretendo que reflexione un poco acerca de su visión de lo que es “correcto”.

Ante todo quiero señalar que, en general, me siento feliz por la suerte que ha tenido mi hijo al tocarle una profesora que, indudablemente, se ha preocupado por su desarrollo académico y por el personal aunque, con respecto a este último, me gustaría plantearle algunas cuestiones.

 Como ya sabe, yo no creo en la existencia de ningún ser superior que nos haya creado. No es una moda, ni una cabezonada, es sencillamente un sentimiento, una idea que me convence por encima de cualquier otra aplicando la lógica y la ciencia.

Obviamente,si yo no creo en ningún dios, me parece que lo único que puedo hacer es educar a mi hijo en una visión del mundo en la que no adore a algo que, bajo mi puntode vista, no existe (en realidad creo que no debería “adorar” nada ni a nadie,creo que eso acaba haciéndote perder la objetividad y la capacidad de crítica).

 Como también conoce, mi hijo se quedó huérfano de padre cuando tenía solo 1 año ymedio. Hasta entrar en el colegio, él sabía que su padre estaba muerto y que,por ello, no iba a verlo más; lo comprendía perfectamente, sabía que ningún ser vivo dura eternamente y lo aceptaba sin ningún problema.

Desde que está en su clase el niño no deja de repetir que su padre lo está viendo desde el cielo; ¿qué ha ganado mi hijo con esta creencia, aparte de un desasosiego tremendo por no saber cómo puede, de alguna manera, comunicarse con él? ¿le aporta algo?

 Yo nunca le he hablado de religión, ni para bien ni para mal (tampoco creo que a él le despertase ningún interés a esta edad; aún no es tiempo de plantearse preguntas existencialistas). Sin embargo, desde que va al colegio no deja de preguntarme porqué no creo en dios si la “seño” dice que dios existe; ¿Qué necesidad tiene mi hijo de emprender esta cruzada para convencerme de algo que él aún no alcanza a entender?

Yo no puedo explicarle todo porque él aún no está preparado para comprenderlo y tampoco quiero adoctrinarlo (como ha hecho usted). Por otra parte, no me parece bien desautorizar a su profesora, pero tampoco voy a decirle algo que va encontra de lo que creo porque le estaría mintiendo y no considero que eso sea bueno entre padres e hijos. ¿Cree que su actuación beneficia en algo la confianza que mi hijo ha depositado en mí?

 No sé si recuerda la mañana que hablé con usted porque mi hijo había llorado porque era el único niño que no llevaba libro de religión a una clase en la que él no debía estar puesto que yo había firmado un documento expresando mi deseo de que no se le impartiera esta materia. Ese día trataron de convencerme de que mi hijo no daba religión, de que nadie le había presionado y que, simplemente,aquella reacción sería debida a que había visto el libro de algún compañero y,como le había gustado, lloraba porque lo quería.

Despuésde hablar un rato reconocieron que efectivamente iba a clase de religión (junto con otros niños que tampoco debían ir) “por no dejarlos en el pasillo y que se sintieran diferentes”. Me llamó poderosamente la atención uno de los comentarios que hizo una profesora de religión: “Pero, ¿qué crees que le enseñamos en religión? Valores como la amistad, la justicia,…”

¿Y qué os hace pensar que porque yo no sea creyente no tengo valores? Que yo sepa, una de las cosas que a usted le ha encantado desde el principio de mi hijo es que es un niño muy considerado con los demás… sin quitarle ningún mérito a él ¿cree que eso no se lo ha inculcado/potenciado nadie?

 Lo único que le he pretendido enseñar a mi hijo como ley máxima que tiene que respetar para caminar por la vida es:“No actúes con los demás como no te gustaría que actuasen contigo”. Si no recuerdo mal algo parecido se puede leer en los evangelios: Como queréis que os traten los hombres, tratadlos vosotros a ellos (Lc 6,31)

 
¿A usted le hubiese gustado que si yo hubiese sido la profesora de su hijo le hubiese convencido de que dios no existe y que, por tanto, su madre está totalmente equivocada?

 Este es uno de los motivos por los que no me gustan las religiones en general. El tener fe ciega en algo, acaba muchas veces por hacer creer a las personas que están en posesión de la única verdad y se convierten en una especie de justicieros-salvadores que terminan por actuar justo como proclamaban que no se debía hacer los que iniciaron esta corriente de pensamiento y acaban siendo “soldados”de encarnizadas luchas de poder que hemos observado y seguimos observando a lo largo de la historia.

 No soy creyente, pero respeto profundamente a los que lo son; solo pido el mismo trato.

Posiblemente,cuando lea esto, no se pare ni siquiera a intentar hacer una reflexión crítica sobre su forma de actuar, sin embargo, yo creo que puedo demostrarle que estoy amparada por la ley e, incluso, por las normas de su propia religión.

 Lasleyes de nuestro país dicen:

-        Toda persona tiene derecho a profesar las creencias religiosas que libremente elija o no profesar ninguna.

-        Elegir para sí, y para los menores no emancipados e incapacitados, bajo su dependencia, dentro y fuera del ámbito escolar, la  educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

Su religióndice:

 -        No se puede agradar a Dios sin respetar a los hombres, sobre todo a los más débiles (en esto creo que podríamos incluir a los niños)

 Por desgracia, creo que sigue sucediendo lo mismo que  cuando el cristianismo daba sus primeros pasos:

“A pesar de esas enseñanzas, los judíos tenían mucha dificultad en incluir a los paganos en la categoría de prójimo, cuya compañía  rechazaban.

Tal vez esa sea la razón de que los evangelios insistan tanto en el perdón, en no mirar las faltas de los otros y en no juzgarni condenar al prójimo.

Podríamos decir que por un lado iba el pensamiento teológico, que fue un buen caldo de cultivo para que pudiesen enraizar ahí las enseñanzas de Jesucristo, pero por otro iba la vida ordinaria de la gente, que nunca llegó a aceptar que ese mandamiento de amor al prójimo le obligase a amar a los enemigos acérrimos de Israel y a los no creyentes”.

 “Los creyentes amaran a Dios y al hombre en Jesús y ese amor se hará ya indisoluble. Ya será imposible amar a Dios dejando a un lado a los semejantes.El amor unidireccional en sentido vertical hacia la divinidad será un amor falseado, porque la divinidad se ha encarnado en la humanidad y es en ella donde Dios quiere ser amado.Amando al prójimo el creyente cristiano ama a Dios y sin esa mediación el amor es mentiroso”

Jesús bebió de las fuentes teológicas y de la tradición de su pueblo y recogió de  ellas lo mejor que tenían y su regla de oro: Como queréis que os traten los hombres, tratadlos vosotros a ellos (Lc6,31)

 Sinceramente,creo que yo (y muchos de los que no creemos) respetamos más esa máxima que muchos creyentes. Sin embargo, yo tengo que encajar que me llamen intolerante y radical por no ser creyente y por actuar consecuentemente con mi hijo. Y tengo que “poner la otra mejilla” cuando no respetan mi forma de pensar ni de educar a mi hijo por no crearle más conflictos que los estrictamente necesarios.

 Ojalá consiga con estas líneas ponerse en mi lugar por unos instantes y comprender lo que le digo.

Creoque el mundo iría mucho mejor si nos dedicásemos más a vivir cada día preocupándonos por cosas más “terrenales” como aceptar que no todos pensamos igual y que lo único importante es no perjudicar ni herir a tu  vecino/prójimo/amigo/hermano…

No creo que ningún dios del universo pueda reprobar que alguien actúe bien simplemente porque cree en el hombre y no en un ser celestial.

 Un saludo

Fotografia de BERT TEUNISSEN

Escrito por novoyatirarlatoalla 15-06-2007 en General. Comentarios (1)


Juanlas de Ibasque.com me envia un adjunto del fotógrafo Bert Teunissen
que me deja boquiabierta por lo maravilloso de la luz en sus fotos y por
 las personas que son protagonistas de ellas.
Entrar en la página  de Teunissen y disfrutarlas...haz un clic: