novoyatirarlatoalla@blogdiario.com

Rasputín y el ocaso de un misterio.

Escrito por novoyatirarlatoalla 23-04-2007 en General. Comentarios (0)

 Ésta es la historiade los últimos tiempos de la Rusia de los zares. Mucho se ha escrito sobreaquel período, pero pocos lo hicieron con el conocimiento y la sutileza de Pradwin.Estudia los graves y complejos problemas que condujeron a todo un pueblo atomar las riendas de su futuro, y analiza la figura siniestra de Rasputín, suvida libertina y fastuosa y su influencia sobre la zarina. Su muerte constituyeun trágico testimonio de la desintegración de la Corte y del régimen de loszares. La vida íntima de los grandes personajes, los errores de losgobernantes, las sublevaciones, el contraespionaje, ninguna faceta de aquelagitado período tiene secretos para Pradwin.

Esta es una obra de gran valor político, estudiopsicológico, crítica social y rigurosa documentación histórica estructuradacomo una novela.

Baja el libro aquí:

http://www.esnips.com/doc/e50e3217-85d3-4d67-a855-

8ba58e973b02/Prawdin,-Michael---Rasputín-y-el-ocaso-

de-un-Imperio-(historia)-doc




 

Helen Keller . Biografía.-

Escrito por novoyatirarlatoalla 23-04-2007 en General. Comentarios (0)




"La noche de laceguera tiene también

sus maravillas.

"La noche de laignorancia y de la

insensibilidad es laúnica tiniebla

impenetrable.

"El infortunio delos ciegos es inmenso,

irreparable. Pero nonos priva de compartir

con nuestrossemejantes la acción altruista,

la amistad, el buenhumor, la imaginación

y la sabiduría".

La Autora-Helen Keller.

Podeis bajar esta biografía en :

http://www.esnips.com/doc/4c92e277-835d-4ba6-a3f0-

6f1008e75e30/Keller,-Helen---El-mundo-donde-vivo-(ensayo)-doc


PREFACIO:

 Los originalescorrespondientes a los ensayos y a la poesía que constituyen este libro,aparecieron en "The Century Magazine"; los ensayos, bajo los títulosde "Una charla acerca de la mano", "Sentido ysensibilidad", y "Mis sueños". Mr. Gilder, a quien estoyprofundamente agradecida por su amable interés y estímulo, me sugirió la ideade escribir estos artículos. Pero, por otra parte, Mr. Gilder debe aceptartambién la gran responsabilidad que va unida a mi gratitud. Solamente a sudeseo y al de otros editores se debe que yo me permita hablar tanto de mipersona.

Todo libro es, desdecierto punto de vista, autobiográfico. Pero mientras a otras criaturas,analizadoras de sí mismas, les es dado al menos variar de tema, lo que yo puedoopinar del impuesto, o de los conflictos suscitados por la cuestión Dreyfus, meparece que no le importa a nadie.

Sí propongo reformarel sistema pedagógico del mundo, mis amigos editores exclaman: "Esinteresante." Pero agregan: "¿Sería usted tan amable que nosinformara cuál era su concepto sobre la bondad y la belleza cuando tenía seisaños de edad?" Primero me piden que hable de la vida de la niña, hoymujer. Luego me convierten en mi propia hija y me piden reiteradamente unanálisis de mis sentimientos de adulta. Por último, solicitan que escribe missueños, y de este modo me convierto en abuela anacrónica; por qué el contarsueños es un privilegio especial del que sólo disfrutan los ancianos. Miseditores son tan buenos que, sin duda, tienen razón al pensar que nada de loque yo pudiera decir sobre los asuntos del universo sería interesante. Peromientras no me den la oportunidad de escribir sobre algo que no sea yo misma,el mundo continuará ignorando que existen posibilidades de mejora en losmétodos de instrucción. Entretanto, sólo puedo contribuir discurriendo sobre ellímite dado tema que me permiten tratar.

En el "Canto a laobscuridad", no fue mi intención aparecer como poetisa.

Creía estarescribiendo prosa, a no ser por la traducción en verso del pasaje magnífico deJob. Sin embargo les pareció a mis amigos que no había coherencia entre estecanto y el resto del libro; y esa fue la causa por la cual se convirtió enpoesía.

 

Hellen Keller


 

Poemas para Ciegos, Sordos y Mudos /Mallea Hernández, Marcelo -

Escrito por novoyatirarlatoalla 23-04-2007 en General. Comentarios (0)
Este libro de poemas es para ciegos que nunca miran lo que les rodea ,
sordos que jamás quieren oir los sonidos que le envuelven y mudos que
no se atreven a hablar de sus sentimientos....baja el libro en :
http://www.esnips.com/doc/a1f94bee-c334-4e7d-8023-
a824c4fc7249/Mallea-Hernández,-
Marcelo---Poemas-para-Ciegos,-Sordos-y-Mudos-doc


Sociología de la población. Weeks Jonn.

Escrito por novoyatirarlatoalla 23-04-2007 en General. Comentarios (0)


Podeis bajar este libro desde:
http://www.esnips.com/doc/9d81d735-1950-453a-b6ee-
770b636832d6/Weeks,-Jonn-Sociología-de-la-población


INTRODUCCIÓN

 

  En el año 2000 seis mil millones de personascompartirán el mundo con nosotros (Un aumento inercible comparado con loscuatro mil millones de 1980) y hacer frente a ese crecimiento poblacionalconsumirá una cantidad creciente de los recursos del mundo. Este incrementomasivo en el número de seres humanos tendrá una destacada incidencia en lacrisis de la energía, la escasez de viviendas, el hambre creciente, lacontaminación, la inflación y el desempleo; por otro lado vendrá también aplantear una amenaza muy clara para la libertad individual. Para hacer frenteinteligentemente a un futuro que compartiremos con millones de personas más delas que hay hoy, hemos de entender por qué la población de la mayoría de lospaises está creciendo (y por qué la de otros no) y lo que ocurre a lassociedades cuando sus pautas de natalidad, mortalidad o migración cambian. A lolargo de estos últimos años hemos oído a los pesimistas argumentar que elcrecimiento poblacional es una bomba a punto de explotar con consecuenciascatastróficas, mientras que por otro lado, los optimistas suelen decir que elcrecimiento demográfico no es en realidad tan amenazador como parece y que losproblemas se podrán resolver con más alimentos, con nuevas tecnologías, o conuna mejor distribución de los recursos. La gente, en suma, siente preocupaciónpor un futuro que todos sabemos que será afectado por las consecuencias del cambiodemográfico, tanto si éste supone crecimiento (lo que ocurrirá en la mayoría delos sitios) como si supone disminución (lo que ocurrirá en unos pocos lugares).La comprensión de estos temas y de una amplia gama de cuestiones con ellosrelacionados es lo que persigue la demografia, la ciencia de la población.

   El estudio de la población tiene varioscomponentes y me ocuparé de cada uno de ellos por separado. La primera parte deeste libro pretende constituir una introducción a los estudios poblacionales.Este primer capítulo tiene como finalidad orientar al lector respecto de lasdistintas fuentes de información demográfica. El Capitulo 2 trata de seguirayudando al lector a pensar en términos demográficos, introduciéndole enalgunas de las perspectivas teóricas más importantes. Finalmente en el Capítulo3 ofreceré una visión básica, de conjunto. de la situación demográfica actual (y pasada) del mundo, examinando dos de los elementos básicos del estudio de laspoblaciones: el tamaño y la distribución geográfica de las mismas.

  En la segunda parte abordaremos lascuestiones centrales para comprender cómo las poblaciones crecen y cambian enel tiempo. Dichas variaciones resultan de la combinación de la fecundidad(Capítulos 4 y 5), la mortalidad (Capítulo 6) y la migración (Capitulo 7). Lainteracción de estos tres procesos dinámicos de población influye también sobre(y a su vez es influida por) la estructttra demográfica y las característicasdemográficas de una sociedad. Estos dos componentes del estudio de laspoblaciones constituyen los temas abordados en la tercera parte. La estructurademográfica (Capitulo 8) se refiere a la distribución de la población poredades y sexo. Esta cuestión, aparentemente banal, resulta tener sin embargouna importancia decisiva en la configuración social, económica y política de lasociedad. Las características demográficas (Capitulo 9) incluyen el estadocivil, la educación, la ocupación y la pertenencia étnica, factores todos ellosestrechamente relacionados con el comportamiento demográfico de los individuos,de ahí su importancia.

 Finalmente, en la cuarta parte examinaré algunos de los problemassociales contemporáneos relacionados con la población: resulta recomendable,antes de entrar en esta sección, haber estudiado las partes primera, segunda ytercera. Resulta, en efecto, necesario saber cómo y por qué la población cambiay crece, para poder entender la relación existente entre el crecimiento

Capítulo 1

Introducción

            ¿Por qué estudiar demografía?

Fuentesde datos demográficos

                        Censos de población

                        El censo de Estados Unidos

                        El registro de estadísticas vitales

                        La combinación de datos censales y deestadísticas vitales

                        Encuestas muestrales

¿Quiénutiliza los datos demográficos?

¿Dóndeobtener información publicada?

Resumeny conclusiones

 

 

INTRODUCCIÓN

 

  En el año 2000 seis mil millones de personascompartirán el mundo con nosotros (Un aumento inercible comparado con loscuatro mil millones de 1980) y hacer frente a ese crecimiento poblacionalconsumirá una cantidad creciente de los recursos del mundo. Este incrementomasivo en el número de seres humanos tendrá una destacada incidencia en lacrisis de la energía, la escasez de viviendas, el hambre creciente, lacontaminación, la inflación y el desempleo; por otro lado vendrá también aplantear una amenaza muy clara para la libertad individual. Para hacer frenteinteligentemente a un futuro que compartiremos con millones de personas más delas que hay hoy, hemos de entender por qué la población de la mayoría de lospaises está creciendo (y por qué la de otros no) y lo que ocurre a lassociedades cuando sus pautas de natalidad, mortalidad o migración cambian. A lolargo de estos últimos años hemos oído a los pesimistas argumentar que elcrecimiento poblacional es una bomba a punto de explotar con consecuenciascatastróficas, mientras que por otro lado, los optimistas suelen decir que elcrecimiento demográfico no es en realidad tan amenazador como parece y que losproblemas se podrán resolver con más alimentos, con nuevas tecnologías, o conuna mejor distribución de los recursos. La gente, en suma, siente preocupaciónpor un futuro que todos sabemos que será afectado por las consecuencias del cambiodemográfico, tanto si éste supone crecimiento (lo que ocurrirá en la mayoría delos sitios) como si supone disminución (lo que ocurrirá en unos pocos lugares).La comprensión de estos temas y de una amplia gama de cuestiones con ellosrelacionados es lo que persigue la demografia, la ciencia de la población.

   El estudio de la población tiene varioscomponentes y me ocuparé de cada uno de ellos por separado. La primera parte deeste libro pretende constituir una introducción a los estudios poblacionales.Este primer capítulo tiene como finalidad orientar al lector respecto de lasdistintas fuentes de información demográfica. El Capitulo 2 trata de seguirayudando al lector a pensar en términos demográficos, introduciéndole enalgunas de las perspectivas teóricas más importantes. Finalmente en el Capítulo3 ofreceré una visión básica, de conjunto. de la situación demográfica actual (y pasada) del mundo, examinando dos de los elementos básicos del estudio de laspoblaciones: el tamaño y la distribución geográfica de las mismas.

  En la segunda parte abordaremos lascuestiones centrales para comprender cómo las poblaciones crecen y cambian enel tiempo. Dichas variaciones resultan de la combinación de la fecundidad(Capítulos 4 y 5), la mortalidad (Capítulo 6) y la migración (Capitulo 7). Lainteracción de estos tres procesos dinámicos de población influye también sobre(y a su vez es influida por) la estructttra demográfica y las característicasdemográficas de una sociedad. Estos dos componentes del estudio de laspoblaciones constituyen los temas abordados en la tercera parte. La estructurademográfica (Capitulo 8) se refiere a la distribución de la población poredades y sexo. Esta cuestión, aparentemente banal, resulta tener sin embargouna importancia decisiva en la configuración social, económica y política de lasociedad. Las características demográficas (Capitulo 9) incluyen el estadocivil, la educación, la ocupación y la pertenencia étnica, factores todos ellosestrechamente relacionados con el comportamiento demográfico de los individuos,de ahí su importancia.

  Finalmente, en la cuarta parte examinaréalgunos de los problemas sociales contemporáneos relacionados con la población:resulta recomendable, antes de entrar en esta sección, haber estudiado laspartes primera, segunda y tercera. Resulta, en efecto, necesario saber cómo ypor qué la población cambia y crece, para poder entender la relación existenteentre el crecimiento poblacional y el desarrollo económico (Capítulo 10); entreel crecimiento poblacional y el entorno urbano (Capítulo 12); entre elcrecimiento poblacional y la situación de la mujer y de la familia (Capítulo13): y entre el crecimiento de la población y su envejecimiento (Capítulo 14).Tales problemas invitan, por supuesto. a buscar soluciones, y así en el últimocapítulo (Capítulo 15) trataré de la política demográfica desde el punto devista de lo que razonablemente puede hacerse respecto de estos problemascontemporáneos. Espero que a medida que vayamos descubriendo las interrelacionesexistentes entre población y sociedad, el lector vaya adquiriendo, ante todo,un punto de vista realista acerca de las posibles consecuencias de losdistintos tipos de cambios demográficos así como acerca de las posibles líneasde actuación para intentar cambiar el curso de los acontecimientosdemográfícos.

  A la demografía le concierne prácticamentetodo lo que influye sobre, o puede estar influido por, el tamaño de lapoblación su distribución, procesos, estructura o características. Aunque lamayor parte de este libro está dedicado al análisis de la situación demográficaa escala mundial, ello no debe hacernos perder de vista el hecho de que estasgrandes cuestiones no son en realidad sino el resultado de millones, o másbien, de millones de millones de decisiones individuales y de situacionespersonales. Por ejemplo, todo el mundo experimenta por lo menos dos de losprocesos demográficos básicos, nacer y morir. Y entre medias muchos de nosotrostenemos hijos y, seguramente, cambiamos de lugar de residencia al menos unavez. Por otro lado, problemas tan variados como las colas en el supermercado elalto precio de la gasolina, las posibilidades de casarse y tener hijos, laclase de vivienda que se pueda encontrar, la probabilidad de poder cambiar desituación ocupacional a mitad de la vida, o la clase de apoyo social posibleque se espera recibir en la vejez constituyen sólo unos pocos ejemplosreveladores de lo amplias que son las bases demográficas sobre las que seasientan nuestras vidas.

  A medida que el mundo se ha hecho másconsciente de su sustentación demográfica, los estudios poblacionales hanpasado a ser utilizados en una amplia gama de estrategias de planificación.Tanto los gobiernos como las empresas privadas han descubierto que lademografia tiene importantes implicaciones para la planificación social,económica y política. Los legisladores necesitan considerar la futuraproporción de jubilados sobre el total de personas activas para establecer lasadecuadas deducciones salariales destinadas a alimentar el fondo de pensionespara la vejez. Las companías de seguros necesitan saber las probabilidades dedefunción antes de aceptar un seguro de vida. Los constructores de viviendasnecesitan saber la edad y el nivel económico de los posibles compradores antesde embarcarse en el proyecto de edificar una zona residencial. Los educadoresnecesitan tener una proyección del número futuro de estudiantes en un áreadeterminada antes de contratar (o despedir) a profesores y empleados. Un ingenierode caminos necesita saber la medida en que un determinado proyecto de conexiónde dos autopistas puede afectar a la población de un pueblo o ciudad cercanos.Los fabricantes de pantalones vaqueros observan el creciente número de adultosjóvenes y el número decreciente de niños y a partir de ahí deciden unaestrategia de promoción distinta para la venta de su producto. Estos sonsolamente unos pocos ejemplos de los modos en que la información demográficapuede ser utilizada.

  A medida que vayamos explicando las causas ylas consecuencias del crecimiento poblacional y la utilidad que eseconocimiento puede tener, necesitaremos información sobre las fuentes de datosdemográficos. ¿Cuál es la base empírica de nuestra comprensión de la relaciónentre población y sociedad?

 

¿Por qué estudiar demografía?

    El crecimiento demográfico puede, si nocrear, sí multiplicar y magnificar una amplia variedad de problemas sociales,económicos y políticos. Estos son algunos de los problemas que guardan relacióncon el crecimiento de la población mundial:

  Hambre.Ninguno de los recursos básicos precisos para incrementar la producción dealimentos (tierra, agua, energía, fertilizantes) pueden ser hoy díaconsiderados como abundantes. En consecuencia la producción de alimentos ha idopor detrás de la demanda prácticamente en todas las regiones geográficas, conla excepción de Norteamérica.

  Contaminación.A medida que ha crecido la población humana lo ha hecho también su capacidad dealterar el ecosistema del planeta. Por ejemplo, el mar Mediterráneo se haconvertido, en la actualidad, en un vertedero para los desperdicios de más de400 millones de personas. La sobrepoblación, el boom turístico, el desarrolloindustrial y la irresponsabilidad marítima amenazan hoy con convertir alMediterráneo en un mar muerto.

  Inflación.La inflación se produce cuando la demanda supera a la oferta. Con elcrecimiento de la población se ha producido una inflación inducida por laescasez.

  Vivienda. Como consecuencia de la expansión de la demanda deviviendas, el coste del terreno y de los materiales necesarios para suconstrucción se ha elevado por encima de la capacidad adquisitiva de muchos delos más de cuatro mil millones de habitantes actuales del mundo.

  Renta. Con la ralentización de la economía acaecida en lamayor parte del mundo en la década de 1970, el crecimiento demográfico puedeanular en algunos países todo posible crecimiento económico.

  Energía. Cada nueva persona añadida a la población mundialsupone una necesidad mayor de energía para la preparación de alimentos, para laobtención de ropa y cobijo para sostener la vida económica. Cada incremento enla demanda constituye una sangría adicional en las cada vez más escasasreservas energéticas.

  Desempleo. Según estimaciones de los economistas, en lasactuales condiciones tecnológicas, los países que experimentan una tasa decrecimiento demográfico del 3 por 100 deberían alcanzar una tasa de crecimientoeconómico del 9 por 100 simplemente para lograr mantener el actual nivel deempleo. En muchos países la población se está disparando mientras que laeconomía permanece estancada, dando así lugar a una intensificación delproblema del desempleo.

  Analfabetismo. En muchos países de Asia, África y América Latinaestá aumentando el número de analfabetos, ya que la población está aumentandomás deprisa que la construcción y equipamiento de escuelas.

  Libertadindividual. A medida que es mayor elnúmero de personas que comparten el espacio y los recursos de nuestro planeta,se hace preciso un número cada vez mayor de normas y regulaciones que asegurenel uso individual de los recursos, acorde con el bien común.

 

FUENTES DE DATOS DEMOGRÁFICOS

  Para analizar una sociedad en particulardesde el punto de vista demográfico no necesitamos saber cuánta gente vive enella, cuántos nacen, cuántos mueren, cuántos llegan y cuántos se marchan. Esto,por supuesto, es sólo el principio: si queremos en efecto desvelar el misteriode por qué las cosas son como son, y no sólo describirlas, tenemos que conocerademás las características sociales, psicológicas, económicas y hasta físicasde la gente que estamos estudiando. Empecemos, sin embargo, considerando lasfuentes que proporcionan la información básica sobre el número de personasvivas y sobre el número de defunciones y migraciones.

  Este tipo de información es descompuesta amenudo en tres categorias: 1) Tamaño y distribución de la población; 2)procesos demográficos (fecundidad, mortalidad y migración); y 3) estructura ycaracterísticas de la población. La principal fuente de datos respecto deltamaño y distribución, así como de la estructura y características de unapoblación, es el censo de población. La principal fuente de información paralos tres procesos demográficos señalados es el registro de estadístícasviitales. Además, estas fuentes se ven a menudo complementadas con datosprocedentes de encuestas muestrales.

 

Censos de población

  Durante siglos los gobernantes quisieronsaber a cuánta gente se extendía su autoridad. Esta curiosidad rara vezobedecía a razones de orden científico: más bien lo que los gobernantes queríansaber era quiénes eran los que pagaban impuestos, o bien cuántos trabajadores osoldados potenciales existían. A las mujeres y a los niños se les solíaignorar. El modo más directo de saber cuánta gente hay en un sitio es contarla,y cuando se hace eso se está realizando un censo de población. Las NacionesUnidas definen un censo de población de forma más específica como “el procesototal de recogida, agrupación y publicación de datos demográficos, económicos ysociales, relativos a personas que viven en un país o en un territoriodelimitado en un momento o momentos específicos” (United Nations, 1958:3). Enla práctica esto no quiere decir que realmente cada persona haya sido vista yentrevistada por un agente censal. En la mayoría de los países lo que estadefinición significa es que, en cada hogar, un adulto contesta las preguntasreferidas a todas las personas que lo componen. Estas respuestas pueden ser obien contestaciones escritas a un cuestionario enviado por correo o biencontestaciones orales a las preguntas formuladas personalmente por los agentesdel censo.

   Por lo que sabemos, los primeros gobernantesque realizaron un censo de su población fueron los de las antiguascivilizaciones de Egipto, Babilonia, China, Palestina y Roma [Shryock c al.,1973). Durante casi 800 años los ciudadanos de Roma fueron contados cada cincoaños con propósitos militares y fiscales, extendiéndose este recuento a todo elImperio Romano en el siglo V a. de C. La Biblia alude a esta práctica en elsiguiente pasaje: “Por entonces salió un decreto del Emperador Augusto,mandando hacer un censo del mundo entero. Este fue el primer censo que se hizosiendo Quirino gobernador de Siria. Todos iban a inscribirse, cada cual a suciudad” (Lucas 2.13)*. No es difícil, por supuesto, imaginar las deficienciasque debía tener un censo que en vez de pagar censadores para que hiciesen elrecuento exigía que la gente se presentase en su lugar de nacimiento.

   A finales del siglo XIX, el enfoqueestadístico, como forma de abordar la comprensión de los asuntos económicos yde gobierno, comenzó a afianzarse en Occidente (Cassedy. 1969). El censo depoblación empezó a ser considerado como una posible herramienta para averiguarmás cosas que simplemente cuánta gente hay y dónde reside. Los gobernantesempezaron a hacer preguntas sobre la edad, el estado civil, la ocupación (si setenía), el nivel educativo. etc.

   Se calcula que en la década 1855-64, sólo el17 por 100 de la población mundial había sido realmente contada (Shryoekctal.,1973). Desde el final de la Segunda Guerra Mundial, las Naciones Unidas hanestimulado la realización de censos de población, proporcionando a menudo paraello ayuda económica y técnica. Como resultado tenemos que entre 1953 y 1964,el 78 por 100 de la población mundial (incluyendo a China continental) fuecensada. En la década de 1965-74, mi estimación, en base a datos publicados porlas Naciones Unidas (1974), es que el recuento alcanzó el 55 por 100 de lapoblación mundial. A lo largo y ancho del mundo existe una clara relación entreel grado de desarrollo económico de un país y la existencia o no en él decensos. Las razones explicativas de esta relación son numerosas, pero la másobvia es el coste económico de los censos (el censo realizado en 1980 enEstados Unidos, por ejemplo, supuso un gasto total de mil millones de dólares).En los países menos desarrollados las presiones sobre el gobierno para querealice censo son menores, ya que los beneficios de tal empresa a veces noparecen equiparables a su coste.

   Sin embargo durante la actual década de 1980continuarán los esfuerzos por realizar censos en los países menosdesarrollados, a menudo con la ayuda técnica de los Estados Unidos. Un buenejemplo lo constituye el primer censo de Babrain (pequeño país de OrienteMedio) realizado en 1980 con asistencia norteamericana. De hecho, en 1979 y en1980 el U.S. Bureau of Census (Oficina del Censo de los Estados Unidos) encolaboración con la U.S. Agency for International Development (Agencía de losEstados Unidos para el Desarrollo Internacional) organizó una serie deseminarios sobre la realización de censos para ser impartidos en una veintena,aproximadamente, de naciones en vías de desarrollo.

 

El censo de Estados Unidos

  En Estados Unidos se ha realizado un censo depoblación cada diez años, desde 1790 como consecuencia del mandatoconstitucional de que los escaños en la Cámara de Representantes se repartan deforma proporcional al tamaño y distribución de la población de cada Estado.Pero incluso en 1790 el gobierno utilizó el censo para averiguar más cosas quesimplemente cuánta gente había, Ias preguntas incluidas en dicho primer censofueron: nombre del cabeza de familia, número de varones blancos libres con 16 ómás años de edad, mujeres blancas libres, esclavos y otras personas(Shryocketal., 1973:22). Las preguntas del censo reflejaban la importanciasocial de esas categorías de individuos.

  Durante los primeros cien años de la historiacensal de los Estados Unidos la población fue recontada por agentes federales.En el censo especial del año 1880, se contrataron agentes censales por primeravez, y en 1902 el Census Bureau (Oficina del Censo) pasó a ser parte permanentede la burocracia estatal (Francese, 1979). Dejando a un lado el núcleocompuesto por la información demográfica y la referida a la vivienda, las demáspreguntas del censo han fluctuado de acuerdo con las preocupaciones de cadamomento. El interés por la migración, por ejemplo, alcanzó su punto máximo en1920, justo antes de que fuera aprobada una ley de inmigración restrictiva (verCapítulo 7), contando el censo de aquel año con una batería de preguntasdirigida a la población nacida en el extranjero. En 1970, y dado el aumentoregistrado en el país por el número de personas impedidas, especialmente entrela población masculina joven, como consecuencia de la guerra del Vietnam, seincluyeron en el censo, por primera vez desde 1910, preguntas referidas a losimposibilitados. El Census Bureau añade o suprime preguntas tras consultar conotros organismos oficiales y con los usuarios de las estadísticas censales. Porejemplo. el Census Bureau consideró la posibilidad de suprimir, en 1980, laspreguntas relativas a los impedidos, pero el mantenimiento de las mismas fueapoyado de forma tan intensa por quienes habían utilizado los datos conseguidosen 1970 gracias a ellas, que el Censo de 1980 conservó dicha batería depreguntas (U.S. Burean of Census, 1979n).

  En 1976, y en respuesta a las crecientesnecesidades originadas por el rápido ritmo del cambio social, el PresidenteFord firmó una ley autorizando la realización de un censo cada cinco años. Elprimero de estos censos quinquenales quizá se realice en 1985. Sin embargo,dado que el Congreso, en la ley que autorizó tales censos de media década,especificó que no serían utilizados para efectuar reajustes en laproporcionalidad del número de escaños, lo más probable es que el Censo de 1985(si es financiado por el Congreso) no sea sino un mini-censo (como ha sido yael caso, por ejemplo, del censo de media década canadiense). Si así fuera, noes de esperar que recuente cada hogar, sino más bien que se base en unaencuesta realizada a una muestra gigantesca.

  Aunque en teoría el censo regular decenalconstituye un recuento de todos y cada uno de los habitantes del país, en larealidad se dan omisiones (esto es lo que se llama error de coberrura). Seestima que en el censo de 1970 quedaron sin incluir unos cinco millones depersonas (Siegel. 974), lo que representa algo más del 2 por 100 del total. Sinembargo, la posibilidad de quedar fuera del censo fue mucho más elevada paraunos grupos de personas que para otros. Tuvieron más probabilidades, porejemplo, de no ser Incluidos los hombres que las mujeres, las personas de colorque los blancos, los niños pequeños y los jóvenes adultos que los adolescentesy los adultos mayores. El grupo social con mayor error de cobertura fue elcompuesto por varones negros con edades entre 25 y 29 años: el Census Bureauestimó que casi el 20 por 100 de este grupo quedó sin censar (U.S. CensusBureau, 1973). Una evaluación provisional del recuento de la población indianorteamericana indica una omisión de, aproximadamente, el 7 por 100 (Passel,1976). Resulta además interesante señalar que el cambio registrado en lapoblación indio-americana entre 1960 y 1970 parece indicar que varios miles depersonas cambiaron su identidad racial, pasando de considerarse blancos ahacerlo como indios (Passel, 1976). Personas con apellidos de origen español(especialmente los mejicano-americanos) pueden también haber quedadoparcialmente fuera del recuento, pero el Census Hureau no ha logrado establecerninguna “técnica que proporcione una estimación razonablemente fiable del gradode cobertura de esta población” (U.S. Bureau of Census, 1973:18). Unainvestigación realizada por el Census Bureau sobre este problema sugiere que“el grado de cobertura de la población hispana en 1970 se sitúa a un nivel intermediodel correspondiente a la población blanca y a la población negra” (Siegel yPassel, 1979:40). La infra-enumeración de determinados grupos étnicosminoritarios en el censo de 1970 fue sin duda el origen de las principalescontroversias que rodearon al censo de 1950. La infra-enumeración tiene doscomponentes: en primer lugar, que no se dé con la gente y, en segundo lugar,que ésta no se sienta motivada a contestar al cuestionario. Aunque en el Censode 1980 el Census Bureau fue muy innovador en cuanto al diseño de medios quepermitiesen abarcar al mayor número posible de personas, se le ha criticado elno haber prestado suficiente atención al tema de la motivación (NationalRescarell Council, 1978). Dado que la motivación para rellenar el cuestionariodel censo resulta ser más baja entre los miembros de grupos minoritarios queentre la población blanca, el Census Bureau estableció un programa estadisticopara las minorías, en conjunción con el censo de 1980. El propósito de esteprograma era informar a los grupos minoritarios sobre la utilidad que los datosdel censo tenían para ellos y para su propia comunidad, y al mismo tiempoayudarles a utilizar dicha información estadística.

  Por otro lado, la pregunta relativa a laidentidad étnica fue ampliada en el Censo de 1980, comprendiendo 15 categorías.En 1980, el censo clasificó a cada persona en una de estas categorías: blanco,negro, japonés, chino, filipino, coreano, vietnamita, indio (americano), indioasiatico, hawaiano, guamanio, samoano, esquimal, aleutiano y otros. Ademashabía una pregunta que indagaba si la persona tenía origen o ascendenciaespañola o hispana, ofreciendo para la respuesta las categorías siguientes:mejicano-americano, mejicano o chicano, puertorriqueño, cubano y otro.

    Con anterioridad al Censo de 1980, sehicieron cuatro censos a escala reducida para poner a prueba nuevos métodos ynuevas preguntas. Dichos censos de prueba tuvieron lugar en Austín (Texas),Camden (New Jersey). Oakland (California) y Puerto Rico. Posteriormentetuvieron lugar ensayos generales, en Richmond (Virginia), la parte baja deManhattan (Nueva York) y en dos condados rurales de Colorado, los resultadosobtenidos fueron luego discutidos en una serie de sesiones públicas delCongreso, ayudando así a determinar el contenido final del Censo de 1980.

  Quizá el lector se esté preguntando cómo pudoel Censos Bureau llear a estimar cuánta gente se quedó sin censar.Fundamentalmente se utilizan dos métodos para evaluar el grado de cobertura deun censo: el primero se basa en la realización de un acoplamiento, caso a caso,mientras que el segundo supone un enfoque algo más esotérico denominadoanálisis de cohorte intercensal. El acoplamiento caso a caso puede consistir obien en la realización efectiva de nuevas entrevistas o bien en la comprobaciónde los registros censales disponibles. Las nuevas entrevistas se efectúanmediante el sistema de encuestar a una muestra probabilística de hogaresincluidos en el censo, procediendo luego a acoplar, caso a caso, cada personade la muestra con las personas enumeradas en el censo. El supuesto en que sebasa esta técnica es que las entrevistas de la encuesta, que suponen unesfuerzo más intenso, darán lugar a un nivel de respuestas y a un recuento delos miembros del hogar con toda probabilidad mejor que el obtenido por elpropio censo. Por supuesto, una Iimitación de esta técnica es que si un hogarfue omitido por completo en el primer recuento, volverá a ser omitido de nuevoen la muestra utilizada para las entrevistas. El segundo método (acoplamientocaso a caso) consiste en la comparación de las listas de las personasenumeradas en el censo con listas obtenidas de otras agencias u organizaciones.

  El análisis de cohorte intercensal se basa enel reconocimiento de que resulta más probable que individuos de unas edades(especialmente adultos y jóvenes y, más específicamente, varones jóvenes) y node otras sean omitidos en el recuento. Así, comparando el número de varones conedades comprendidas entre los 20 y 24 años en 1970 con el número de varones de10 a 14 años en 1960 podemos determinar si hay o no menos varones de 20 a 24años en 1970 de lo esperable. Haciendo cálculos similares para todas las edadespodemos llegar a estimar la existencia de posibles omisiones en ciertascategorías de edad y sexo.

  Aunque el error de cobertura constituye, enEstados Unidos, uno de los principales motivos de preocupación, puedenpresentarse también problemas en cuanto a la exactitud de los datos obtenidosen el censo (errores de concepto). ¿Cuántos errores se producen en lacontestación, revisión o tabulación de los cuestionarios?

  En comparación, con otros censos, lasNaciones Unidas califican a los censos norteamericanos como altamente exactos,especialmente con respecto al recuento por edad, que es una de lascaracterísticas demográficas más importantes (United Nations, 1973). El U.S.Census Bureau (Oficina del Censo de los Estados Unidos) realiza sus propiascomprobaciones sobre la exactitud de sus datos comprobando los resultados delcenso con la Current Population Survey (Encuesta de Población Actual) yseleccionando una muestra de personas a reentrevistar para ver si dan lasmismas contestaciones que dieron en los cuestionarios del censo (U.S. Bureau ofCensus, 1974, 1975a). Por supuesto. el error de contenido no constituye unproblema en el censo de Eslados Unidos aunque los datos no sean exactos al100  por 100. En general, los datos delas Naciones Unidas sugieren que cuanto más desarrollado es un país, másexactos son sus datos censales. Este hecho se explica con toda probabilidad enbase al nivel educativo de la población.

  Finalmente, debo hacer notar que si bien elcenso está orientado al recuento y caracterización de la población de undeterminado territorio en un determinado momento, sus datos permiten, por lomenos, dos estimaciones diferentes del tamano de la población: la población defacto y la población de jure La población de facto incluye a las personas quehay en un territorio el día en que se hace el censo. La población de jurecomprende a las personas que de una u otra forma «pertenecen» a un áreadeterminada tanto si el día en que se realizó el censo estaban allí como si no(Shryock et al. . 1973:92). Para países con pocos trabajadores extranjeros, yen los que el trabajar en otros lugares es infrecuente, esta distinción apenastiene sentido. Pero algunos países como Suiza o Alemania Occidenlal, con ungran número de trabajadores extranjeros, tienen una población de fato muchomayor que la de jure. En los Estados Unidos se utiliza un concepto ligeramentediferente para contar a la gente. Los norteamericanos son recontados según «suresidencia habitual», entendiéndose por tal a aquel lugar donde la personaduerme habitualmente. Este concepto se parece más al de población de facto queal de población de jure, ya que las personas sin residencia fija (trabajadoresitinerantes, vagabundos. etc.) son contabilizadas allí donde se las encuentra.

  Siempre que, a lo largo de este texto, sealuda a informaciones basadas en datos censales, el lector debe recordar que amenudo se coloca a las personas en categorías de forma algo arbitraria y quedichos datos no representan ninguna verdad absoluta. Con todo, he de decirtambién que los datos del censo son por lo general de una calidad demasiadoalta como para ser menospreciados. Un censo de población, especialmente enEstados Unidos y en otros países muy desarrollados, constituye una fuente deinformación increiblemente rica sobre la sociedad humana, y a lo largo de estelibro haré referencias frecuentes a datos censales.

 

El registro de estadísticas vitales

  Cuando nacimos, alguien rellenó por nosotrosun certificado de nacimiento; y cuando fallezcamos alguien habrá, igualmente,de rellenar por nosotros un certificado de defunción. Los nacimientos y lasdefunciones, así como los matrimonios, los divorcios y los abortos constituyenacontecimientos vitales, y al ser registrados y recopilados por el Estado paraconocimiento público se convierten en estadísticas vitales.

  Estas estadísticas constituyen la principalfuente de datos respecto de nacimientos y defunciones, y son de la mayorutilidad cuando se las combina con datos censales como veremos más adelante eneste capítulo.

   El registro de acontecimientos vitales seinició en Europa. corriendo a cargo de la iglesia. Los párrocos registraban amenudo los bautizos, los matrimonios y las defunciones y en años recientes loshistoriadores de la población han utilizado algunos de los registrosparroquiales que aún subsisten para intentar reconstruir la historiademográfica de parte de Europa (ver Wrigley 1966) Un temprano hito en elregistro de acontecimientos vitales con fines administrativos lo constituyó laordenanza inglesa de 1532 que ordenó a los párrocos la compilación semanal delos BilIs of Mortality (Listas de defunciones) detallando el número y causa delos fallecimientos producidos El propósito que se perseguía con estainformación regular era seguir la pista a las epidemias de peste (Shryock etal., 973: Pollard el al. 1974).

  Más de cien años después en 1662 unlondinense llamado John Graunt a quien se ha considerado a veces como el padrede la demografía realizó un estudio de las series de Bills of Mortalityexistentes que constituyó el primer gran análisis demográfico conocido(Sutherland, l963) Graunt que era camisario de oficio dedicó su tiempo libre arealizar Investigaciones verdaderamente notables para su tiempo. Descubrió quede cada 100 personas que nacían en Londres, sólo 16 seguían vivas a la edad de36 años y sólo tres a la edad de 66 (Dublio Lotka y Spiegelman 1949).

  Con estos datos pudo descubrir la altaincidencia de la mortalidad infantil en Londres y encontró no sin ciertoasombro entre las gentes de su tiempo, que existían pautas regulares en lamortalidad registrada en las distintas partes de dicha ciudad. Algunos años mástarde en l693 Edmund Halley (famoso por el cometa que lleva su nombre) fue elprimer científico que investigó sobre las probabilidades de defunción. AunqueHalley como Graunt era londinense pudo hacerse con una lista de nacimientos ydefunciones registrados en la ciudad de Breslau situada en Silesia (Polonia).En el análisis de estos datos Halley utilizó la técnica de la tabla demortalidad, llegando así a determinar que la esperanza de Vida en Breslau entre1687 y 1691, era de 33,5 años (Dublin Lotka y Sp1ege1man 1949) Sin embargo apesar del interés despertado por el trabajo de Graunt y por el de Halley hasta1836 no se hizo obligatorio en Inglaterra el registro de las defunciones y nacimientos,y hasta 1839 no se creó en dicho país una oficina de estadísticas vitales, laprimera de la historia.

  Hoy día los sistemas más completos deregistro de acontecimientos vitales se encuentran en los paises másdesarrollados y los menos completos (a menudo incluso inexistentes) en losmenos desarrollados. La existencia de tales sistemas parece estar vinculada alnivel de analfabetismo (en cada zona tiene que haber en efecto, al menosalguien que pueda llevar el registro) y a la calidad de las comunicaciones,factores ambos asociados con el grado de desarrollo económico. Los paises quesí cuentan con sistemas de registro de acontecimientos vitales, varían encuanto al grado de exhaustividad con que dichos acontecimientos sonregistrados. Ni stquiera en Estados Unidos se registran el 100 por 100 de losnacimientos. Según un estudio del U.S. Census Bureau en 1968 el registro de losnacimientos era completo en un 99 por 100 en Estados Unidos.

  Los gobiernos de muchos países elaboran,regularmente, estadísticas de mograciones internacionales, «basadas en losregistros de entradas y salidas por los puertos oficiales de entrada y por lospuestos fronterizos» (Shryock et al., 1973:33). Sin embargo es preciso utilizare interpretar con cautela tales datos, ya que las migraciones son muy difícilesde controlar y aún más de registrar. La mayoría de los registros de emigrantesson sencillamente incompletos. Por ejemplo, en Estados Unidos la informacióndisponible sobre la emigración ha sido escasa desde 1957 y, por supuesto, losdatos referidos a la inmigración de extranjeros se refieren exclusivamente alos inmigrantes legales que, de hecho, pueden suponer un número muy inferior alde ilegales (véase Capítulo 7).

 

La combinación de datos censales y de estadísticasvitales

  El registro de acontecimientos vitalesproporciona información acerca del número de nacimientos y de defunciones (yacerca de otros acontecimientos) teniendo en cuenta características tales comola edad y el sexo, pero necesitamos saber además el número de personas conprohabilidades de experimentar dichos acontecimientos. Para ello podemos poneren relación las estadísticas vitales con los datos del censo, que incluyen esainformación. Por ejemplo, por las estadísticas vitales podemos saber que hubo 3millones de nacimientos en Estados Unidos en 1979, pero esta cifra por sí solano nos dice si la tasa de natalidad era en esa fecha alta o baja. Para poderalcanzar alguna conclusión al respecto necesitamos poner en relación esos 3millones de nacimientos con los más de 220 millones de americanos que existíanen 1979: sólo así descubrimos que la tasa de natalidad era muy baja, inferior a15 nacimientos por cada 1.000 habitantes.

  Dado que los censos no se realizan cada año,el lector puede preguntarse cómo se obtiene una estimación de la población enlos años intercensales. Una vez más la contestación es que los datos del censose combinan con las estadísticas vitales. Por ejemplo, la población encualquier año posterior a un censo debe ser igual a la población enumerada enel censo más todos los nacidos desde su realización, menos los fallecidos a lolargo de ese período, más los inmigrantes, y menos los emigrantes.Naturalmente, cualquier deficiencia en una de dichas fuentes de datos setraducirá en inexactitudes a la hora de estimar el total de personas vivas enun momento determinado.

 

Encuestas muestrales

   A la hora de utilizar datos censales oestadísticas vitales, nos encontramos con dos dificultades: 1) dichos datos sonrecogidos con otra finalidad que la del análisis demográfico, por lo que noresponden, necesariamente, a los intereses teóricos de  demografia; y 2) son recogidos por una grancantidad de personas, utilizando métodos muy distintos y ello puede dar lugar amúltiples clases de errores. Por estas dos razones (así como por el elevadocoste de todos los procesos de recogida de datos a gran escala), cada vez esmás frecuente el recurso a encuestas muestrales para la obtención de datosdemográficos. Los estudios muestrales pueden proporcionar los datos sociales,psicológicos, económicos y hasta físicos antes aludidos, necesarios paraentender por qué las cosas son como son.

   Utilizando una muestra cuidadosamenteseleccionada, incluso de tan solo unos pocos miles de personas, los demógrafoshan logrado obtener información sobre nacimientos. defunciones, movimientosmigratorios y otras cuestiones, que permite comprender no sólo cómo es unadeterminada dinámica demográfica, sino también por qué es así. En algunas zonasdel mundo pobres y remotas, los estudios muestrales pueden proporcionar, enausencia de datos censales o de estadísticas vitales, estimacionesrazonablemente correctas acerca de los niveles de fecundidad, de mortalidad yde movimientos migratorios.

   En Estados Unidos, una de las encuestasmuestrales más importante es la Current Population Survey (Encuesta depoblación actual) realizada cada mes por el U.S. Bureau of Census (Oficina delCenso de los Estados Unidos). Desde 1943, miles de hogares (en la actualidad50.000) son interrogados mensualmente sobre una amplia gama de temas, si bienel objetivo principal de la encuesta es recoger información sobre la poblaciónactiva. Cada año se incluyen también preguntas detalladas sobre la fecundidad ylos movimientos migratorios. y los datos asi obtenidos constituyen unaimportante fuente de información demográfica sobre la población norteamericana.

 

 ¿QUIÉN UTILIZALOS DATOS DEMOGRÁFICOS?

   Sería un error pensar que los demógrafosprofesionales son los principales usuarios de los datos demográficosprocedentes de los censos, de las estadísticas vitales y de las encuestas.Desde el siglo XVII los comerciantes han constituido un importante grupo deusuarios de la información estadística. De hecho, la industria aseguradorasurge con la recopilación de datos sobre la mortalidad. En la actualidad, losdetallistas utilizan las estadísticas poblacionales con vistas a laorganización de la propaganda, y decidir dónde abrir nuevas tiendas. Por suparte, las empresas manufactureras utilizan, por ejemplo, dichos datos paradecidir si el área escogida para la construccion de una nueva fábrica cuentacon la mano de obra precisa o para determinar el posible impacto, sobre laventa de sus productos, d, determinados cambios poblacionales.

  Los programas de actuación establecidos porla Administración, especialmente en Estados Unidos, tienen en muchos casos laobligación de justificar, con datos del censo, la medida en que las accionespara las que se destinan determinados fondos son necesarias. La AdministraciónPública, en todos sus niveles, utiliza también datos demográficos en laplanificación a largo plazo y en el diseño de los tipos de servicios públicosque serán precisos en distintos momentos a lo largo de los próximos años. Porotro lado, los datos demográficos permiten el seguimiento de cambios en lasociedad, tales como empeoramientos o mejoras en la sanidad, variaciones en lasestructuras familiares o alteraciones en las relaciones étnicas. En un informeelaborado en 1978, el U.S. House Select Commitee on Population (Comitéespecífico sobre cuestiones de población de la Cámara de Representantes de losEstados Unidos) se aludía a las respuestas improvisadas, innecesariamentecostosas y a menudo, erróneas dadas en el pasado a los cambios demográficos, altiempo que expresaba su esperanza de que en el futuro tales problemas fueranminimizados mediante un esfuerzo en la previsión de dichos cambios.

  La mayoría de los demógrafos utilizan losdatos poblacionales para mejorar su comprensión de las sociedades humanas y ésaes la perspectiva que preside este Iibro. La utilización de los datos con estepropósito favorece también por supuesto, los otros usos posibles de lainformación demográfica antes mencionados. Por ejemplo, los empresarios capacesde interpretar los cambios demográficos en términos humanos, y no sólomeramente estadísticos, sabrán, con toda probabilidad, hacer un uso másprovechoso de dicha información. Del mismo modo, una comprensión más amplia porparte de los planificadores de la Administración Pública del sentido de losdatos que mandan se traducirá en una mejor toma de decisiones de cara albienestar común. Incluso para el lector, como individuo, la comprensión de lascausas y consecuencias sociales, económicas y políticas del crecimientopoblacional supondrá una mejora de su capacidad para hacer frente a un futuroque, sin duda alguna, estará decisivamente influida por datos de ordendemográfico.

 

¿Dónde obtener información publicada?

   La fuente de datos internacionales más útily asequible es el Anuario demográfico de las Naciones Unidas publicadoanualmente desde 1948. Otra fuente de datos, acompañada por una buenaexposición de las técnicas del análisis demográfico, es el libro de NatbanKeyfltz y Wilhelm Flieger Population: Faces crod Methods of Demography (SanFrancisco, W. H. Freeman and Co., 1971). El Population Reference Bureau publicade forma regular información sobre la población mundial en su PopulationBulletin, y publica también una Dato Sheer anual que constituye una fuentefácilmente manejable de estimaciones actualizadas sobre algunos hechosdemográficos básicos.

   Los datos referidos a Estados Unidosproceden fundamentalmente de los censos decenales y de las Current PopulationSurveys. Los datos censales están publicados en volúmenes que en forma resumiday por separado recogen la información referida a todo el país, a cada estadopor separado y a cada Standard Metropolitan Statistical Area (Area EstadísticaMetropolitana Estandar: AEME). Las AEME son las áreas situadas alrededor decada una de las ciudades de mayor tamano del país. El Census Bureau ponetambién a disposición pública una serie de cintas de ordenador que contienendatos referidos a determinadas regiones geográficas. Estas cintas puedeneneontrarse, cada vez con más frecuencia, en Universidades, en las delegacioneslocales del gobierno y en empresas consultoras y de proceso de datos privadas.Existen también Subjet Reports sobre temas específicos (por ejemplo. sobregrupos étnicos, sobre movimientos migratorios, fecundidad, matrimonios yparejas casadas, etc.) realizados a partir de los datos censales. Losresultados de las Current Population Surveys son recogidos regularmente envarias series de los Current Population Reports (especialmente las series P.20y P.23) del U.S. Bureau of Census.

   Información referida a nacimientos ydefunciones en Estados Unidos, así como a matrimonios y divorcios, puedeencontrarse en los Monthly Vital Bratisties Reports publicados por el NationalCenter for Health Statistics. Para una visión global rápida de estos datospuede consultarse el reciente Statistic Abstraet of tire United States (Resumenestadístico de Estados Unidos) publicado por el Census Bureau. Otra fuentevaliosa de datos sobre Estados Unidos, publicada también por el Census Bureau,es el volumen Historieal Statistics of the United States front Colonial Tirites(Estadísticas históricas de los Estados Unidos desde el período colonial).

 

RESUMEN Y CONCLUSIONES

   La demografía es la ciencia que se ocupa delanálisis del tamaño, distribución, estructura, características y procesos deuna población. Aun cuando dichos análisis son de inmenso interés científico, sumayor valor, para la mayoría de los lectores de este libro, radicaprobablemente en que permiten la comprensión de las consecuencias delcrecimiento demográfico. Para comprender la forma de evitar las consecuenciasno deseables del crecimiento demográfico, e incluso para llegar a saber cómoadaptarse al cambio futuro, es preciso entender antes las causas de dichocrecimiento. El objetivo principal de este libro es proporcionar al lectorjustamente esa información, para que pueda así comprender el importante papelque las cuestiones demográficas van a jugar en su futuro personal.

   La base sobre la que funciona toda cienciaestá cunstituida por hechos y teorías. En este capítulo hemos examinado lasprincipales fuentes de información demográfica. En el capítulo siguienteintroduciré al lector en algunas de las principales teorías que tratan deexplicar la manera en que el crecimiento demográfico guarda relación con elsistema social.

 


Como escribir un libro. Juan Bardales

Escrito por novoyatirarlatoalla 23-04-2007 en General. Comentarios (0)
Juan Bardales nos dá pautas muy interesantes para tod@s aquell@s
que queramos estrenarnos como escritores....podeis bajar el libro entrando en :
http://www.esnips.com/doc/da4e5396-90f6-4c40-945a-
90883993fabe/Bardales,-Juan-Como-escribir-un-libro