novoyatirarlatoalla@blogdiario.com

Homenaje a l@s docentes:Barrio de Barracas(BS.AS.)Tere Marin

Escrito por novoyatirarlatoalla 30-03-2007 en General. Comentarios (2)


La utopía está en el horizonte. Camino dos pasos, ella se
 aleja dos pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá.
¿Entonces para que sirve la utopía? Para eso, sirve para caminar.
(Eduardo Galeano)


Este texto es un homenaje de Tere Marin y Luis Aiscurri a todas y todos los
maestros y maestras
del mundo y en especial a los de toda América Latina...
Mandamos desde esta página un abrazo
a TOD@S LOS INTEGRANTES de la Organización MUXIMA de Valencia (España)que mediante una importante
campaña de solidaridad han hecho posible esta colaboración.....


Conocimos a Cristina Suarez mediante esas redes invisibles que enInternet se forman...
Cristina tiene una página web  del barrio donde vive (barrio de Barracas) de BS.AS.
donde habla de él desde el punto de vista poético , vecinal y hasta de denuncia de las
demasiadas carencias que el barrio sufre en su realidad cotidiana....
http://www.barriada.com.ar/barracas.htm
Punto de vista el de Cristina muy a tener en cuenta porque ella además de vecina de
 dicho barrio es docente en la Escuela Municipal Bolivia desde hace 20 años.....
El caso es que Cristina nos exponía (a mi marido y a mí) la situación de la Escuela y sus
 muchas carencias ...
los esfuerzos de los docentes y de los padres para continuar el día a día...necesitan por
 ejemplo construir un comedor escolar pues en palabras de Cristina "...ya que en mi
escuela los niños almuerzan, pero lo hacen en un salón que usamos para los actos
escolares y muy apretados.Cada vez que tenemos un acto escolar, tenemos que desalojar el comedor."...
..o cuando explica."También está el proyecto de hacer un laboratorio para ciencias, levantar una pared vecina a la escuela que da a una vivienda, hemos puesto la membrana en todos los techos porque llovía en los salones de clase, hemos arreglado los baños,colocado la calefacción porque en invierno nos moríamos de frío. pero todo es a pulmón.....o cuando explica..".hoy quise imprimir la planilla en la escuela pero no andaba la impresora, a veces no hay tinta y hay que esperar juntar unos pesos para comprar el cartucho, tenemos Windows 95 y hay programas pesados que no abren, no tenemos Internet "

Es necesario y urgente que las escuelas municipales estén bién organizadas porque es donde se forman los hombres y mujeres del futuro...es necesario y urgente que cuenten con material digno de trabajo y adecuado a los tiempos que vivimos y poder sacar Argentina del oscuro tunel....es necesario que nuestros niños y niñas tengan infraestructuras dignas y no escuelas que se están cayendo por falta de mantenimiento...
es urgente , necesario y vital que los y las docentes sean dignamente pagados porque en sus manos y pensamiento está una parte importante de la formación de futuros/as ciudadanos/as y
al crecer serán padres y madres mejor preparados fisica e intelectualmente...

Pusimos a Cristina en contacto con MUXIMA una Organización solidaria con sede en
Valencia,España y de ello ha surgido una colaboración que se llevará a la práctica en un futuro inmediato y que esperamos pueda continuar algún año más ....Esto es una gota de agua en el mar
pero como decía Teresa de Calcuta " Cada gota en el mar es necesaria pues sin ellas éste no existiría"...

Cristina se despìde con estas palabras y con un poema (que copio) en su penútimo mail:"Como soy creyente se que Dios se presenta de distintas maneras en nuestras vidas y en la mía siempre lo encuentro, esta vez con la  cara de Uds y en la compañía de MUXIMA...
Los amigos que nos da la vida son lo que nos hacen crecer, creer y saber que nuestra tarea no es tan solitaria."...

Defendiendo  los derechos

Cuando estaba en primer grado
yo no podía entender
esas palabras tan largas
que la seño me enseñó,
“libertad” “independencia”
“revolución” “dependencia”
pero yo las dibujaba con laureles, con el sol,
con la bandera Argentina,
o repitiendo un pregón.
 
Cuando fue pasando el tiempo
en las cosas cotidianas
encontré la explicación.
En los grados superiores
leí la Constitución
y algunas palabras nuevas
tuve yo que comprender
“los derechos”,” los deberes”
¡ qué lindo fue conocer !
las cosas que libremente
todos podemos hacer.
Trabajar, ir a la escuela
entrar, salir del país,
comprar, vender cuando quiera,
pero debo antes saber
que no todas las personas
pueden pensar como yo
aceptar las diferencias
respetando su color.
 
 
A veces yo me pregunto
si tanto esfuerzo costó
lograr ser independientes
libres de toda prisión,
¿ Por qué los hombres del mundo
hacen todo lo posible
para lograr la prisión?
y nosotros en la escuela
imitamos esa acción,
no respetando las normas
que tiene la Institución
y logrando de ese modo
perder confianza y valor.
 
¿Por qué, si puedo ser libre,
elijo yo la prisión?
es que acaso no he aprendido
cuánto, cuánto se luchó
para lograr alcanzarla
y poder vivir mejor
obedeciendo las reglas
respetando a nuestro par
aceptar las diferencias
resolverlas sin traición
no discriminando al otro
y ofreciendo el corazón.
Parece todo tan fácil,
está en la Constitución.
 
Cuando escucho a los políticos
hablar sobre  sus derechos
sin comprometer su acción,
yo pienso que se confunden
y que nunca comprendieron
ese mensaje tan claro
que está en la Constitución.
“Para tener yo derechos,
debo saber respetar,
los derechos de los otros
y aprender a valorar.
¿No saben esos señores
que juraron defenderla,
de ética de moral,
de esos valores perdidos
que debemos rescatar?
que nunca se dan la mano
“LIBERTAD” e “IMPUNIDAD”
 
 
 

 
 
 
 
 
 
 

 




MUJERES INFIELES

Escrito por novoyatirarlatoalla 29-03-2007 en General. Comentarios (8)



LA CITA Y OTROS CUENTOS DE MUJERES INFIELES – Rosa Montero

Prólogo
El mito masculino de la mujer infiel.-
A finales de 1999, una empresa de cosméticos italiana mandó hacer una encuesta sobre las
consecuencias físicas y psíquicas del adulterio, y el trabajo arrojó unos resultados espectaculares. Al parecer, las mujeres rejuvenecen con la infidelidad; el 47% se preocupa más de su aspecto tras echarse un amante; el 28%, adelgaza y recupera la línea; el 24% asegura que su piel se vuelve más tersa y luminosa, y el 52% sostiene que la traición les da más equilibrio psicológico.
Además, el 26% confiesa que no tiene ningún sentimiento de culpa: de todos los apartados relacionados con el remordimiento, este es el que obtiene el porcentaje más alto. En el caso de los hombres, sin embargo, sucede casi lo contrario. Por ejemplo, el 32% de los varones se siente muy culpable tras el adulterio; también el 32% se ven con más arrugas, y el 24%, más barrigones. Se diría que a los señores les sienta fatal echar una cana al aire, mientras que a las mujeres nos pone estupendísimas.
Esta increíble encuesta parece dar la razón a uno de los terrores ancestrales del varón, a ese mito
masculino tan elemental y tan profundo de la mujer infiel, esto es, de la hembra despiadada, devoradora de hombres, insaciable; de la compañera mentirosa que en realidad no depende tanto de él como él se siente depender de ella. No sé de dónde habrá nacido esta obsesión: tal vez de la fragilidad emocional de los varones y de su incapacidad para manejar y nombrar los sentimientos (este es uno de los precios que han pagado los hombres en el machismo). Sea como fuere, este pánico oscuro ha sido la base de unos usos sociales ciertamente atroces. Como el harem y los velos, por ejemplo: encerrar y ocultar a las mujeres para impedirles el trato con otros hombres. O como la ablación y la infibulación, consistentes en rebanar el clítoris a las hembras y, en ocasiones, coserles los labios de la vulva (el novio las abre con un cuchillo en la noche de bodas) para imposibilitarles el goce o el mero uso de su sexo. Dos millones de niñas son todavía mutiladas en el mundo cada año. La literatura universal está llena de relatos de mujeres infieles. Puesto que la literatura ha sido hasta hace muy poco un espacio para hombres -como todo en el mundo, desde luego-, en la inmensa mayoría de los casos la infidelidad de la mujer está contada desde el miedo y el mito masculino. Un ejemplo perfecto de esa mirada extremadamente sexista es la "Historia del rey Schahriar y su hermano Schahseman", un cuento perteneciente a Las mil y una noches y recogido en este volumen. Se trata de una fábula primordial, puro subconsciente varonil hecho leyenda; de hecho, es tan importante dentro del texto colectivo de Las mil y una noches que la anécdota se repite dos veces, en dos partes distintas, y da origen al relato-marco de todo el libro.
La historia es la siguiente: el rey Schahseman descubre un mal día que su mujer le engaña con un esclavo negro (todas las Noches están llenas de aterradas referencias a la potencia viril de los hombres de color); tras matar a los dos, y muy deprimido, se va de viaje a la corte de su hermano, el rey Shahriar, y cuando llega allí descubre que también su cuñada comete actos adúlteros con su correspondiente e inevitable negro. Se lo dice a su hermano, y el rey Shahriar, a su vez, degüella a su esposa y al amante. Viudos ambos, pues, y entristecidos, los hermanos se marchan a ver mundo, hasta que se encuentran en una playa con un efrit (un genio maligno). Ocultos en un árbol, los reyes contemplan cómo el genio abre un cofre, y cómo sale de él una joven muy hermosa. El efrit se duerme, y la joven descubre a los hermanos.
Inmediatamente les ordena que bajen del árbol y la posean, con la amenaza de despertar al genio si no obedecen. Los reyes, asustados, hacen el amor con ella; luego la joven les pide sus anillos, los enfila en un cordel en el que ya hay quinientas setenta sortijas, y explica que el genio la raptó en su noche de bodas y que la tiene prisionera desde entonces; y que ella se venga poniéndole los cuernos en cuanto que puede.
Escuchada esta historia, los dos reyes regresan a su palacio espantados de la maldad femenina (pero no parece espantarles lo más mínimo que él haya raptado, violado y secuestrado a la chica), y el rey Shahriar, loco de dolor, decide acostarse cada noche con una doncella virgen y mandarla matar todas las mañanas, para evitar de este modo tajante que vuelvan a engañarle y, por añadidura, para vengarse de las hembras. Hasta aquí, el relato de la infidelidad con toda su carga de elementos míticos, desde la promiscuidad legendaria de las mujeres (quinientos setenta anillos son muchos anillos) a la motivación de la muchacha. Porque la chica no hace el amor con cientos de hombres llevada por el deseo de gozar, sino por el afán de vengarse del genio. Quizás en este relato elemental subyace el barrunto inconsciente, por parte de los hombres, del maltrato machista al que someten a las mujeres (a fin de cuentas, también el efrit fue malo con la joven), y el temor a que ellas se venguen en lo que más les duele: en esa intimidad emocional en la que se sienten tan indefensos.
Pero existen muchas otras maneras de narrar una infidelidad, y muchas otras historias que contar. De hecho, la bella e inteligente Shahrazad, hija del visir, le contará tantísimas historias apasionantes al rey Shahriar que éste le irá perdonando la vida durante mil una noches, y al cabo de ese tiempo el antiguo rey asesino descubrirá que ha tenido tres hijos con Sharazad, que la ama tiernamente, y, lo que es más importante, que ya no odia (ya no teme) a las mujeres. Dentro de las muchísimas interpretaciones que pueden extraerse de Las mil y una noches, podría caber la de considerar este cuento-marco como una parábola de la maduración sexual del hombre.
Cuento todo esto porque la infidelidad de la mujer es un tema complejo y profundo al que la voz del varón ha dotado, a lo largo de la historia, de unos significados muy precisos. Pero, más allá de los prejuicios machistas, en la infidelidad, sea de mujeres o de hombres, se juegan muchas otras cosas; sobre todo, me parece, el deseo o el sueño de ser otro.
Quién no ha sido infiel alguna vez en su vida, por lo menos mentalmente, imaginariamente. Quién no se ha proyectado en el amor de otro, y, por consiguiente, en el diseño deslumbrante de una vida nueva. La ambición de tener lo que no tenemos y ser lo que no somos forma parte sustancial del ser humano; y la infidelidad, por lo tanto, también. Aunque uno nunca se atreva a llevarla a la práctica. De todo ese mundo turbio y sustancial compuesto de miedos y deseos,
de necesidades y venganzas, de identidades que se inventan a sí mismas y mitos ancestrales, tratan los hermosos relatos que componen este libro. Un tema fascinante e inacabable.
ROSA MONTERO

Sombras abatidas.Gustavo Tarchini.

Escrito por novoyatirarlatoalla 28-03-2007 en General. Comentarios (0)



Cuando hace un tiempo mi marido y yo pasamos por Santiago del Estero(norte argentino) camino de Salta nos impresionó la pobreza de la región , su desertización,su degradación económica y social....coincidió que al poco tiempo el diario Clarin publicó un trabajo del fotógrafo Santiagueño Gustavo Tarchini titulado"Sombras abatidas" y le escribí comenzando una amistad que ha fructificado en una alianza de colaboracion social...Gustavo además de ser un fotógrafo brillante es también un ser humano comprometido socialmente con su provincia...forma parte de un grupo de voluntarios que lleva adelante la ORG CHANGUITOS en Santiago del Estero. http://www.unexo.com/changuitos/index.html
con CHANGUITOS y con Gustavo nos pusimos en contacto y después de varios meses
 junto a MUXIMA una ONG de Valencia (España) se llevó a cabo una campaña de solidaridad con Santiago del Estero.....

Ahora se concreta esta colaboración que esperamos se prolongue algún año más hasta que la nueva escuelita que CHANGUITOS acaba de estrenar pueda"despegar" de manera que su lema se concrete:"CON EL TRABAJO HACIA LA DIGNIDAD" y yo añadiría y con la cultura....para hacernos seres pensantes que exijan a sus gobernantes respeto hacia la persona y el medio ambiente....
os paso la siguiente dirección donde podeis ver además uno de los trabajos más bellos y una denuncia social que no queda solo en lo visual. Se llama "Sombras abatidas", cuyo autor ,nuestro amigo Gustavo Tarchini explica en su texto:
"Ésta,nuestra querida provincia de Santiago del Estero, consumió o administrómal casi once millones de hectáreas de bosques de los cuales segúnexpertos hoy sólo quedan 442.000 ha de monte productivo y 6.500.000 demonte degradado en distintos estados de recuperación. Decidí fotografiar este tema porque considero que vale la pena hacer un registro del mismo. El libro “El bosque sin leyenda” de Orestes Di Lullo que leí en 1998 despertó mi interés y me dispuse a estudiarlo. Enmayo de 2000 tomé la primera fotografía de este trabajo que culminé enmayo de 2004. Las fotografías fueron realizadas en los departamentosFigueroa, Alberdi, Moreno y Copo en la provincia de Santiago del Estero. Mientraslo realizaba me asombraba constantemente el parecido de las situacionesrelatadas en el libro de Di Lullo de 1937. Casi todo estaba igual, conel agravante del paso de los años. Sólo adaptaciones como las que losvales son reemplazados por cheques a noventa días, las hachas pormotosierras, los trenes por camiones. Es como si no hubiese pasado eltiempo, salvo por los diámetros menores y la penosa disminución de lafauna. La misma rutina, la misma historia, las mismas penas..."(sigue)..
Os invito a conocer su impresionante trabajo:
http://www.gustavotarchini.com.ar/index1.htm

Argentina. La pobreza y el derrame/ARIEL MAYO

Escrito por novoyatirarlatoalla 28-03-2007 en General. Comentarios (0)
Articulo sacado de la página de REBELIÓN:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=48785





 
La pobreza y el derrame
26-03-2007
Ariel Mayo(autor)


Mientras la economía crece, la teoría del derrame parece tener cada vez más adeptos entre los dueños del Poder político y económico.

El 26,9 de la población argentina es pobre. El 8,7 es indigente. La indigencia mide a la cantidad de personas que no pueden acceder a la canasta básica de alimentos. Gente que subsiste como puede. En Argentina se estima que hay 9,5 millones de pobres, sin contar a los "olvidados" por el famoso "márgen de error" de los datos estadísticos.

Además hay que tener en cuenta lo que sucede en todo el país, porque la nación no es sólo una "capital federal". Según datos oficiales, en la región del Noreste el 45,7% de la población es pobre. En el Noroeste la cifra llega al 39,1 por ciento. En Gran Resistencia la cifra de pobres alcanza el 48 por ciento. Esas son regiones que sirven como ejemplo de la pobreza que hay en Argentina.

Si tenemos en cuenta el índice de precios al consumidor, las familias tipo deben tener mensualmente más de 900 pesos para escapar de la pobreza. A esto hay que agregar el constante aumento de los precios y no únicamente la cifra en un momento determinado.

Argentina es un país que muestra hoy por hoy un índice de desocupación más bajo que en los años noventa. Pero lo que aumentó es la pobreza. ¿A qué se debe este fenómeno? A las bajas remuneraciones de las personas que son consideradas "ocupadas" por las mediciones oficiales.

La vida de precariedad  de muchos trabajadores en Argentina demuestra que ser pobre es un flagelo que debe sumarse a las malas condiciones laborales. Muchas personas consideran necesario aceptar sueldos de miseria para evitar caer en la franja de ciudadanos mal alimentados y sin los nutrientes necesarios para afrontar la vida cotidiana.


Colectivo PAN y ROSAS para todas.

Escrito por novoyatirarlatoalla 27-03-2007 en General. Comentarios (0)
Os presento al COLECTIVO "PAN Y ROSAS PARA TODAS"...
para que las conozcais mejor os posteo este texto valiente que dice cosas
que la sociedad argentina o sabe y calla o ni sabe ni quiere saber....
Tere Marin(Olavarría) BS.AS.Argentina.




¿El siglo de las mujeres?
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=47802

Agrupación de Mujeres Pan y Rosas

En su reciente y glamoroso viaje a París, la senadora Cristina Fernández de Kirchner se entrevistó con Segolene Royal –candidata a las presidenciales francesas- y, mientras ésta le regalaba un "pajarito de la suerte", la argentina acuñó una frase que se convirtió en titular de todos los diarios: "éste es el siglo de las mujeres". ¡¿El siglo de las mujeres?!

Como corresponde a candidatas presidenciales, Cristina pretendió entusiasmar a Segolene hablándole del crecimiento argentino y de las "ganancias exponenciales" de las empresas francesas en nuestro país. Pero no son sólo éstas las que obtienen ganancias siderales en Argentina.

Las 500 empresas más grandes aumentaron sus ganancias, en los dos últimos años, en casi un 100%, mientras el medio millón de trabajadoras y trabajadores que emplean recibieron un aumento salarial de sólo un 30%. Una suma que, por otra parte, ni siquiera ha sido alcanzada por la inmensa mayoría que tiene trabajos precarios. Son 5 millones de trabajadoras y trabajadores los que carecen de seguro por accidentes laborales, cobertura médica y aportes para su futura jubilación; no cobran vacaciones ni aguinaldo, no tienen derecho a indemnizaciones por despido y sus salarios no alcanzan ni siquiera el básico. ¡El 54% de las mujeres que trabajan, actualmente, lo hacen en negro! El poder adquisitivo promedio de la clase trabajadora se encuentra aún un 10% por debajo de los niveles previos a la devaluación. ¿Cuántas son, entonces, las familias que alcanzan a cubrir la canasta familiar que ronda en los $2.400? ¡Si hasta un 30% de la fuerza de trabajo recibe salarios que no cubren siquiera la línea de pobreza! Eso sin contar a quienes cobran planes de $ 150, que el gobierno no cuenta como "desocupadas/os" cuando tiene que estimar las cifras de desempleo en Argentina.

Pero, para esconder bajo la alfombra a los millones de pobres que existen hoy en nuestro país, el gobierno cuenta con otras mujeres "de este siglo", como la ministra Felisa Miceli, que ordenó la intervención del INDEC para que, si los precios suben, al menos ¡no se note!

Las mujeres debemos luchar porque se repartan las horas de trabajo entre ocupados/as y desocupados/as, con igual salario. ¡Basta de precarización laboral! Guarderías en fábricas y establecimientos para los hijos de las trabajadoras y trabajadores. ¡Plenos derechos para las mujeres trabajadoras!

***

Cristina Kirchner –que cuando puede, niega ser "feminista", aclarando que se considera "femenina"- habla del "siglo de las mujeres", pero, en pleno siglo XXI nos quiere condenar a vivir en la Edad Media.

Cuando una abogada francesa de derechos humanos le preguntó por qué no contamos con una ley actualizada en materia de aborto, Cristina respondió indignada que no era abortista, sino peronista. Lo mismo repitió en la revista Newsweek y en otras entrevistas: está en contra de la despenalización del aborto debido "a profundas convicciones".

Sus convicciones no serían un problema si, al menos, el gobierno no pretendiera imponerlas en nuestras vidas. Pero la senadora considera que el tema del aborto "no está aún en la agenda política de la Argentina como tema de debate." ¡Más que tema de debate, se trata de la vida o la muerte de miles de mujeres!

Según los datos del mismísimo Ministerio de Salud de la Nación, se realizan 460.000 abortos anuales; aunque otros cálculos alcanzan la cifra de casi 600.000. Estas prácticas clandestinas no siempre se pueden realizar en las clínicas truchas que se resguardan de la persecución policial con las "coimas" pagadas gracias a los altos costos de las intervenciones. La mayoría de las veces, los abortos se realizan en condiciones precarias y sin personal idóneo, con altos riesgos de infección, perforaciones uterinas, etc. Son más de 400 las mujeres que mueren anualmente en Argentina por esta causa.

Las mujeres exigimos el derecho al aborto libre y gratuito, para que pueda realizarse en los hospitales públicos y por la sola decisión de la mujer involucrada. Una vez más decimos: ¡Anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir!

***

Para este "siglo de las mujeres" que preanuncia Cristina, muchos periodistas también la comparan con Hillary Clinton, la senadora norteamericana que va por las presidenciales del 2008 y que está considerada como un "halcón" del Partido Demócrata.

Hace pocos meses, Cristina felicitaba a Hillary por su reelección como senadora. "Le reitero la gratificación que ha significado para mí su victoria y el deseo de contar con su presencia en la Argentina", le escribió. La norteamericana fue una de las que apoyó la iniciativa de Bush de atacar a Irak, un voto que aún defiende, agregando que en las próximas elecciones, EE.UU. necesitará un candidato firme en el tema de seguridad y en la lucha contra "el terrorismo".

Quizás de aquí provenga la simpatía del matrimonio kirchnerista, considerando que el gobierno argentino también se sumó sin dubitaciones a la campaña de Bush contra la nación y el pueblo de Irán. Una ayuda más, amén de las tropas argentinas que se encuentran en Haití al servicio de la política imperialista.

En la vereda contraria, entre quienes no consideran que éste es "el siglo de las mujeres", seguramente se encuentran las mujeres víctimas del guerrerismo imperialista. La Organización para la Liberación de las Mujeres en Irak, por ejemplo, señala que "los crímenes de la ocupación son la mayor amenaza a los derechos de las mujeres iraquíes." Y que "antes, las mujeres podían ir a trabajar y estudiar con seguridad, pero hoy están expuestas a peligros, como secuestros, asesinatos y violaciones."

Mientras conmemoramos el Día Internacional de las Mujeres, el carnicero del pueblo iraquí se paseará por nuestro continente, recibido por los gobiernos "progresistas". Por eso, las mujeres gritamos: ¡Fuera Bush de Irak y América Latina! ¡Abajo el imperialismo! Que el gobierno de Kirchner retire las tropas de Haití. Impidamos toda colaboración con la cruzada guerrerista en Irak y la que prepara Bush contra el pueblo de Irán.

***

Mientras tanto, son muchas las voces del movimiento de mujeres que se alzan para señalarnos que el camino para conseguir nuestros derechos pasa por el apoyo a estos nuevos gobiernos reformistas. Ya en la década del ’90, la autonomía del movimiento de mujeres –que ha generado vastas discusiones con respecto a la izquierda partidaria- se había visto disminuida por una mayor integración al Estado y las instituciones del régimen, empujando a la marginación a quienes se negaban a involucrarse en ese proceso de creciente institucionalización. Hoy, nuevamente la autonomía está amenazada. Pero esta vez, el ataque no proviene del neoliberalismo sino de los discursos de encantamiento de los nuevos gobiernos surgidos en el último período.

Las masas latinoamericanas emergieron, durante los últimos años, dando por tierra con los gobiernos que representaron al "neoliberalismo". Grandes convulsiones sociales y crisis políticas dieron paso a nuevos gobiernos que se presentaron como iniciadores de una época de reformas para recuperar la soberanía nacional, "humanizar el capitalismo" y ampliar la democracia política. Desde los levantamientos en Ecuador y Bolivia, las jornadas de diciembre de 2001 en Argentina o la gran movilización popular que derrotó al golpe en Venezuela, en el año 2002; las masas –con el protagonismo indiscutible de las mujeres trabajadoras, de los sectores populares y de los pueblos originarios- entraron en escena derribando a varios gobiernos y, en algunos casos, abriendo crisis revolucionarias.

Pero la clase dominante logró mantener la continuidad esencial y montar proyectos de contención y desvío. Para restaurar el "orden democrático", para recomponer los regímenes jaqueados por la acción independiente de las masas, los nuevos gobiernos debieron retomar –bajo discursos encendidos y algunas medidas demagógicas- las demandas más sentidas, generando expectativas y esperanzas en vastos sectores.

En vez de denunciar estas maniobras, algunos sectores y referentes del movimiento de mujeres nos proponen ir "paso a paso", con estrategias gradualistas para la consecución de derechos, basadas en el lobby parlamentario, la presión a funcionarios y otras metodologías que reconducen al movimiento "de la calle al palacio".

Pero la falta de resultados, desnuda más crudamente la ineficacia de este camino.

Porque mientras tanto, Romina Tejerina sigue detenida en las cárceles de Jujuy y el violador es absuelto con el aval de las juezas de la Corte Suprema, cuya incorporación a esta reaccionaria institución fue presentada como un logro del "siglo de las mujeres".

Mientras tanto, las madres de los barrios populares deben seguir enfrentando la impunidad del gatillo fácil durante la gestión del "gobierno de los derechos humanos", bajo el cual se contabilizan 650 muertes por represión estatal.

Mientras tanto, Jorge Julio López sigue desaparecido y no se encuentra a los responsables del secuestro de Gerez. Y aunque el presidente haya dicho que está haciendo todo lo que puede para encontrar a López con vida, lo cierto es que el 95% de los genocidas sigue impune bajo su mandato.

***

En este marco, la perspectiva de la transformación de la vida de las mujeres sin la transformación de una sociedad basada en la más profunda jerarquización de los seres humanos, se demuestra una utopía. Como señalamos en otras oportunidades, si bien no está garantizado que con la eliminación de la explotación de clase, automáticamente, se acabe con la opresión de las mujeres, lo contrario sí es imposible: pretender que las mujeres pueden liberarse de la opresión mientras se mantenga la explotación del trabajo asalariado de millones de personas por un puñado de parásitos propietarios de los medios de producción, nos parece irrealizable.

Un pensamiento, una práctica y una organización de las mujeres que pretenda plantearse la emancipación de toda opresión, necesariamente tendrá que incorporar la lucha contra el sistema capitalista, pero no para automarginarse mientras el mismo garantiza su permanencia y continuidad, sino para enfrentarlo y, sobre sus ruinas, construir una sociedad de verdadera igualdad y libertad.

Para ello, es necesario poner en pie un fuerte movimiento anclado en las mujeres trabajadoras, campesinas, de los sectores populares, capaces de ponerle fin a ese sinnúmero de calamidades que es el capitalismo, depositando confianza sólo en sus propias fuerzas y las de su clase, con total autonomía del Estado, los gobiernos y las instituciones del régimen.

El género de las actuales y futuras presidentas se intenta presentar como un logro de todas las mujeres que durante siglos tuvimos vedado el acceso, inclusive, al ejercicio de los más mínimos derechos democráticos. Pero el festejo por estar asistiendo supuestamente al "siglo de las mujeres" pretende invisibilizar la continuidad, en las políticas patronales y proimperialistas, de los nuevos gobiernos; políticas que, para las mujeres trabajadoras y de los sectores populares, siguen significando hambre, desocupación, falta de vivienda, trabajo en negro, precarización laboral, enfermedades y muertes provocadas por los abortos clandestinos.

Tenemos que desenmascarar la mentira de la política oficial y desnudar su verdadero contenido de clase. El siglo de éstas mujeres no es nuestro siglo. Será nuestro sólo si las trabajadoras y las mujeres de los sectores populares, las luchadoras consecuentes en el reclamo por nuestros derechos levantamos una política independiente del gobierno y de todos los partidos patronales, que dé respuesta a las demandas sociales y democráticas del conjunto del pueblo y la nación oprimida.

Para luchar por esa perspectiva, te invitamos a sumarte a Pan y Rosas.

panyrosasparatodas@yahoo.com.ar