novoyatirarlatoalla@blogdiario.com

El banquillo de los acusados.

El banquillo de los acusados.
http://www.decadeofbehavior.org/BehaviorBookletEspanol.pdf

¿Recuerda lo que desayunó esta mañana? ¿Puede recordar el
nombre de su maestro de quinto grado? ¿Cree que podría
recordar el rostro de alguien que lo haya asaltado? El que pueda
o no recordar estos eventos depende de los varios procesos
mentales que dictan cómo percibimos, interpretamos, recordamos
y usamos información acerca del mundo que nos rodea,
procesos de gran interés para los investigadores de la memoria.
Una de las aplicaciones más interesantes de la sicología y de las
investigaciones de la memoria en la actualidad es el campo de la
justicia criminal. Los testigos de los crímenes con frecuencia
tienen que describir lo que vieron e identificar a los sospechosos,
y los jurados dan mucha importancia a estos testimonios. Pero,
¿cuán confiables son estos recuerdos de los eventos que
pudieron haber sucedido rápidamente y bajo condiciones de
estrés? Sucesos de testimonios falsos pueden resultar, y de hecho
han resultado, en la encarcelación de personas inocentes y la
libertad de los culpables. A fin de reducir la tasa de identificaciones
falsas, los sicólogos han trabajado considerablemente para
determinar y mejorar la exactitud de las versiones de los testigos.
Se ha demostrado mediante investigaciones que un número de
factores puede afectar la adquisición y la retención de nuevos
recuerdos acerca de un evento. En el caso de crímenes, la
duración y el grado de violencia y la presencia de un arma
pueden reducir la atención prestada a otros detalles del crimen,
disminuyendo la probabilidad de una identificación acertada de
la persona culpable. La memoria también se reduce con el uso
de técnicas de interrogatorio inadecuadas. Por ejemplo, las
ruedas de sospechosos de la policía diseñadas de forma
precaria pueden reducir la exactitud de los recuerdos de
los testigos.




La sicóloga Elizabeth Loftus ha trabajado en el estudio de la
memoria relacionada con el testimonio de los testigos desde la
década de 1970. Mucho de su trabajo ha estudiado la capacidad
de sugestión de la memoria de los testigos y ha demostrado
que los recuerdos pueden ser alterados por eventos que
ocurrieron más tarde. En un estudio, Loftus mostró a los
participantes un video de un accidente automovilístico.
Inmediatamente, los participantes tuvieron que contestar preguntas
acerca de lo que habían visto. Algunas de las preguntas
incluían información engañosa intencionalmente, tales como:
'¿Cuán rápido iba el carro deportivo de color blanco cuando
pasaba por la granja mientras iba por la carretera rural?' De
hecho, el video no mostraba el carro pasando por ninguna
granja. Una semana más tarde, 17% de los participantes
dijeron haber visto pasar el carro por la granja. La mera
sugestión de que había una granja había creado un 'recuerdo'.
Nuestra habilidad de reconocer a los culpables en una rueda de
sospechosos también esta sujeta a influencias externas. Cuando
a los testigos se les dice que identifiquen a un sospechoso, casi
nunca se les informa de que el culpable puede no estar en la
rueda de sospechosos. Algunos estudios han demostrado que
cuando a los testigos se les dice que el culpable puede no estar
en la rueda de sospechosos, la tasa de identificaciones falsas es
mucho más baja; esos testigos tienen menos probabilidad de
culpar a un sospechoso simplemente porque se parece al
culpable. Utilizando esta técnica sencilla, las identificaciones
falsas se pueden reducir casi en un 50%.
Estos experimentos de investigación sicológica han demostrado
que nuestros recuerdos no son perfectos y están sujetos a
manipulaciones intencionales y no intencionales. Las implicaciones
de esta investigación son alarmantes: podemos creer
firmemente que estamos recordando un evento con precisión
cuando en realidad la exactitud de nuestros recuerdos, sin
saberlo, refleja influencias externas tal como el método por el
que somos interrogados o los diferentes eventos que integramos
al pasar el tiempo. Como respuesta a estos problemas,
la ex fiscal general de los EE.UU., Janet Reno, ordenó que se
formara un panel de expertos para estudiar las formas en que
el sistema judicial puede mejorar la exactitud de los testimonios
de los testigos. Este panel de ocho personas, con dos sicólogos,
trabajaron para crear un documento titulado Evidencia de los
testigos: Una guía para la aplicación de la ley
(www.ncjrs.org/pdffiles1/nij/178240.pdf), la primera norma
nacional para la recopilación exacta y sin prejuicios de evidencia
de testigos. Gracias a la investigación sicológica, nuestro
sistema judicial podrá basar sus juicios en información más
exacta.

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: